Las Provincias

La mala suerte y el árbitro sentencian

Garrido es agarrado por Urzaiz y el delegado Cerdá.
Garrido es agarrado por Urzaiz y el delegado Cerdá. / María Guardiola
  • La polémica actuación de José Lax Franco influye decisivamente en la séptima derrota consecutiva de un Deportivo en caída libre

El pequeño de los Lax Franco no estaba designado inicialmente para este encuentro, a última hora sustituyó a Martínez Montalban y protagonizó una tarde mas bien aciaga para el conjunto eldense. A pesar del aciago arbitraje, este Dépor de Garrido fue bastante mejor que el de los dos últimas confrontaciones.

Todo comenzó con el gol del ex-azulgrana Carlitos López tras un saque de esquina pateado por Cantalapiedra, que peinó en el primer palo Mauro y en el segundo, completamente solo Carlitos López lo empujaba a la red ante la desolación local. El cuerpo técnico del Eldense asegura, tras visionar el vídeo, que se hallaba en posición de fuera de juego.

El Eldense, mejor posicionado que en duelos pretéritos, trató de reaccionar al enésimo mazazo y Manu Gavilán y Samu tuvieron oportunidad de forzar las tablas en los minutos 14 y 15, sin embargo, Cantero lo evitó con sendas intervenciones. Entre estas dos jugadas, Felipe no amortizó un error de Alcántara. Para colmo de males, el festival de tarjetas del trencilla fue adquiriendo proporciones insospechadas y Samu recibió dos amarillas casi consecutivas que dejaban al Eldense con 10 ante la indignación de la hinchada eldense.

A pesar de jugar con 10 el Eldense tiro de casta y con más corazón que acierto trató al menos de sumar un punto. La velocidad de Anaba y de Juanjo y la entrega y la calidad de Gavilán no resultaron suficientes para superar la zaga amarilla. En el 64 una gran jugada de Gavilán concluyó con un zurdazo fuera de Juanjo que acabó en su lesión, todo giraba en contra del Eldense, la mala fortuna y un arbitraje inexplicable impidieron que el Deportivo pudiera al menos sumar un punto.

El filial apeló a la posesión y al balón parado para alzarse en triunfador. El poderío aéreo de Mauro estuvo a punto de proporcionarle el 0-2, resultado que tampoco acertó a lograr Carlitos López en el segmento final cuando ya se cantaba gol, Carlos Molina lo impidió. El Eldense, con 10, mejoró mucho con respecto a citas precedentes y dejó detalles para la esperanza. En el alargue, Anaba remató de zurda fuera.

Previamente, el trencilla había expulsado a Garrido y al delegado Cerdá, quienes pedían respeto para el colista que no mereció un arbitraje tan irrespetuoso. La afición ovacionó a su equipo por su fantástica entrega y despidió al trencilla con una pitada.