Las Provincias

Lanzan una campaña para que le permitan sujetar y abrazar a su hijo enfermo en las analíticas

  • La madre afirma que su niño de 3 años sufre una patología rara, necesita transfusiones y que le saquen sangre, pero tiene «pánico extremo a los sanitarios»

Una madre ha lanzado una campaña a través de la plataforma change.org para que la Conselleria de Sanidad y el Hospital de Sant Joan le permitan acompañar a su pequeño, que padece una enfermedad rara, en las analíticas que debe realizarse para «apaciguar su miedo». En la tarde de ayer su petición superaba las diez mil firmas de apoyo.

Según Ana, la autora, su hijo sufre esferocitosis congénita, una enfermedad rara y hereditaria. «Desde recién nacido tiene anemias hemolíticas, por lo que necesita transfusiones de sangre cada cierto tiempo. También necesita análisis de sangre para controlar su estado anímico, lo que trae el consiguiente pinchazo. Ahora tiene casi tres años y un pánico extremo a los sanitarios. Cualquier persona que lleve pijama de enfermera o bata de médico le da miedo», explica en su escrito.

Ana lamenta que en la Comunitat, y concretamente en el Hospital de Sant Joan, los padres no pueden entrar con sus hijos mientras le sacan sangre. «Debemos quedarnos en la puerta o en la sala de espera, escuchando como nuestro pequeño nos llama y llora desconsoladamente. Incluso aunque te dejen entrar con él, te obligan a quedarte en una silla apartada, sin siquiera tenderle la mano, porque eso 'entorpecería la labor de la enfermera para sujetarlo'», denuncia. Insiste en que «para mi es muy importante tener la posibilidad de sujetar yo misma a mi hijo. El simple, pero no tan simple, hecho de estar abrazado a su madre, apoyado en mi pecho, le reconfortaría y apaciguar su miedo y ansiedad. Ayúdame a estar con mi hijo, y poder apoyarle plenamente. Es su derecho».