Las Provincias

Una indigente duerme en el suelo de una céntrica calle de Alicante.
Una indigente duerme en el suelo de una céntrica calle de Alicante. / A. D.

Igualdad destina 2 millones de euros a 45 proyectos contra la pobreza

  • Estas ayudas permiten financiar actuaciones de acción comunitaria desarrolladas por las entidades sin ánimo de lucro que atienden a los colectivos vulnerables

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Política Inclusivas destina 2 millones de euros a 45 proyectos de ONG y entidades sin ánimo de lucro de la Comunitat Valenciana para la realización de actuaciones en materia de lucha contra la pobreza en 2016.

El Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) publica hoy la resolución de la convocatoria de subvenciones, que duplica la cuantía económica respecto al pasado año, que fue de 1.100.000 euros, según un comunicado de la Generalitat.

La directora general de Inclusión Social, Helena Ferrando, ha destacado que se trata de una de las línea que "más se ha reforzado este año" y se subvencionan los proyectos con cuantías económicas que van desde los 8.000 hasta los 180.000 euros.

La distribución por provincias de la concesión ha sido de 13 entidades para proyectos en Alicante, 6 para Castellón, 20 para Valencia y 4 de ámbito autonómico.

De los 45 proyectos financiados, 27 están destinados a programas para cubrir necesidades básicas como acogida, aseo personal, alimentación y atención, así como apoyo socio-sanitario, con o sin alojamiento.

Los otros 18 proyectos subvencionados son referentes a programas de intervención psicosocial, con los objetivos de fomentar la autonomía personal e inclusión social y laboral.

Estas ayudas permiten financiar actuaciones de acción comunitaria desarrolladas por las entidades sin ánimo de lucro que atienden a los colectivos en situación de vulnerabilidad

El objetivo de esta iniciativa, ha explicado la directora general, es subvencionar entidades para actuaciones de exclusión social y de lucha contra la pobreza, con dos tipos de programas, dependiendo de las necesidades de cada territorio.

Según ha explicado, el Consell surgido del Botànic decidió acabar con las líneas nominativas que concedían las ayudas de forma arbitraria para sustituirlas por una orden en la que, aquellos que lo desearan podían presentarse en igualdad de oportunidades, y en la que se ha solicitado como requisito que en todos los proyectos "siempre hubiera personal técnico trabajando".

Asimismo, para la resolución de las subvenciones, según ha asegurado, "se ha potenciado por una parte el voluntario pero por otra también que existan profesionales para realizar la intervención social".

Este sistema, a su juicio, ha permitido un reparto equitativo de las ayudas, que han llegado a entidades como Cáritas, que a través de sus diferentes oficinas diocesanas han llegado a percibir 369.209 euros, o la Asamblea Provincial de Cruz Roja, que recibe 155.365 euros, a la que se sumará las ayudas que recibirá a través de la orden para la atención de personas migrantes.

Se han presentado a la convocatoria de subvenciones un total de 134 proyectos de entidades, de los cuales, 66 han quedado excluidas, mayoritariamente por no cumplir los requisitos, y 23 han sido denegadas por no conseguir la puntuación mínima exigida.