Las Provincias

El PP advierte de que la inversión extranjera ha caído de 814 a 217 millones

  • Los populares denuncian que el Consell está «especializado en alejar a los inversores», creando inseguridad jurídica, y no tiene una hoja de ruta

El portavoz adjunto del grupo parlamentario popular en Les Corts, Vicente Betoret, señaló ayer que la inversión extranjera en la Comunitat Valenciana ha caído de 814 millones entre el tercer trimestre de 2014 y segundo de 2015 a los 217 millones entre el tercer trimestre 2015 y segundo de 2016. A juicio de Betoret, «el ritmo maratoniano» de la agenda del conseller de Economía, Rafael Climent, ha afectado a la inversión extranjera en la Comunitat Valenciana.

«Mientras en el conjunto de España se han incrementado las inversiones en un 42,8% en este periodo, en la Comunitat caen en un 73,3%. Además, solo recibe un 0,7% de la inversiones internacionales del global de España», advirtió.

Según Betoret, «este Consell está especializado en alejar a los inversores extranjeros, creando inseguridad jurídica, más burocracia, dificultades a los proyectos y cambios de criterio en las valoraciones según la Conselleria de que se trate por culpa del mestizaje».

Por lo que respecta a la tendencia actual de 2016, la inversión en el primer semestre se ha reducido prácticamente a la mitad respecto al mismo período del año anterior. «No hay hoja de ruta más allá del cacareado y fracasado cambio de modelo productivo», aseveró.

El también presidente provincial del PP de Valencia lamentó que «el Consell mire hacia otro lado y se ponga una venda en los ojos» y aseguró que Climent «se ha convertido en el enemigo público número uno de la creación de ocupación estable y productiva en la Comunitat Valenciana».

«Ya que en el Consell son incapaces de crear o al menos incentivar la creación de empleo, solo pedimos que no lo entorpezcan y dejen de poner palos en la rueda del avance de esta tierra. Climent apenas trabaja y, cuando lo hace, entorpece la creación de empleo», añadió.

Betoret consideró que «el Consell falsea los datos para ocultar la realidad de la desinversión» y «afirma sin rubor que están viniendo las inversiones sin ofrecer ningún dato».

«Es más, lo que es objetivo y público, conocido por todos, son los impedimentos y trabas continuas para instalar proyectos como Puerto Mediterráneo o un macro-proyecto hostelero en la Marina Real de Valencia», subrayó.

En este sentido, Betoret calificó de «barbaridad» el rechazar el proyecto de Puerto Mediterráneo, «una inversión de más de 800 millones de euros y que prevé cerca de 6.000 puestos de trabajo».

«Entierran las oportunidades de creación de empleo y tumba inversiones por sus peleas internas», concluyó.