Las Provincias

Los científicos abordan los avances que permiten la anidación del embarazo

Uno de los debates ayer durante el congreso en el Instituto Bernabeu.
Uno de los debates ayer durante el congreso en el Instituto Bernabeu. / R. A.
  • Los investigadores advierten de que el 50% de las mujeres con problemas de fertilidad padecen endometriosis y adenomiosis, que causan abortos y fallos de implantación del embrión

El II Congreso Internacional Meeting the Experts que analiza los avances y retos sobre la infertilidad -y que se celebra en el Instituto Bernabeu de Alicante con más de un centenar de asistentes, ginecólogos, genetistas, embriólogos, y biólogos moleculares- ha abordado en su segunda sesión los estudios sobre el embrión así como los fallos de implantación que se producen por endometriosis y adenomiosis, enfermedades que afectan a entre el 10 y el 15% a las mujeres en edad fértil, y que padecen el 50% de las mujeres con problemas de fertilidad.

Con la premisa de que el embrión es el tercer paciente junto a la madre y el padre en un proceso de reproducción asistida, la segunda sesión del congreso internacional sobre avances para los tratamientos de infertilidad se ha centrado en el embrión. De esta forma, los especialistas han analizado las técnicas cada vez más avanzadas para su análisis para lograr optimizar la implantación en el vientre de la madre. El objetivo actual es el de realizar una única implantación para conseguir que el embarazo se desarrolle y evitar así las complicaciones para la madre y el futuro bebé.

Para la optimización del embrión se han trato en el congreso tres aspectos, por un lado el estudio de su forma a través de los criterios morfológicos; su genética con el estudio de los criterios cromosómicos; y finalmente su manera de comportarse a través de su metabolismo. Y ello gracias a que en las tres décadas de desarrollo de las técnicas de fecundación in vitro los avances son cada vez mayores y con más altos niveles de precisión en las clínicas de referencia tecnológica.

Relacionado con ello, la ponencia del doctor Robert E. Anderson del Sohthern California Center for Reproductive Medicine de EE UU, se centró en el análisis de los cromosomas mediante la técnica CCS (Comprehensive Chromosome Screening). Una potente herramienta con la que se valoran todos los cromosomas del embrión donde se descubre si tiene alteraciones. El CSS es muy importante porque descubre las anomalías cromosómicas en un embrión que aparentemente puede ser perfecto, pero no lo es su ADN. En el congreso, que concluyó ayer, se dio a conocer el estudio del investigador Roger Sturmey de la Hull York Medical School del Reino Unido quien ha estudiado que en mujeres con sobrepeso hay más problemas para la adaptación del embrión y determina que se debe a factores metabólicos que le alteran y hacen que tenga menos capacidad de implantación.

Además, recientes informe han desvelado que enfermedades como la endometriosis provocan el rechazo del embrión una vez que se ha producido el embarazo. Por eso el congreso ha tratado un aspecto fundamental, los microRNA, moléculas que ayudan al reconocimiento del embrión en el endometrio. Se trata de estudios pioneros en este campo que desarrolla la doctora Eva Dimitratis del Hudson Institute of Medical Research de Victoria, en Australia, cuyo trabajo se centra en encontrar biomarcadores de la receptividad del endometrio que mejoren los valores y ayuden a la hora de transferir el embrión. Y todo ello con el objetivo de optimizar la implantación y lograr que sea un único embrión el que se implante al tener el conocimiento con estos marcadores de que logrará anidar.

El director médico del Instituto Bernabeu, organizador del segundo Meeting the Experts, cerró el congreso elogiando las ponencias de los expertos que se han dado cita para poner en común sus investigaciones y debatir los retos que los problemas de fertilidad generan a los especialistas. Bernabeu destacó que Alicante ha sido la cumbre mundial durante dos días de los mayores expertos en infertilidad.