Las Provincias

Alumnos adelantados al plurilingüismo de Marzà

Alumnos en una clase de inglés en el Instituto Jorge Juan de Alicante.
Alumnos en una clase de inglés en el Instituto Jorge Juan de Alicante. / Álex Domínguez
  • El IES Jorge Juan ofrece una línea en inglés, valenciano y castellano

  • El centro optimiza este curso sus recursos para dar respuesta a una demanda social y bajo la premisa de que los idiomas ni tienen ideología ni son un problema

«¿Por qué no nos planteamos una ampliación de las asignaturas en inglés?» Esta fue la pregunta que se hizo el nuevo equipo directivo del Instituto Jorge Juan de Alicante. Profesores desde hace años del centro, entraron en la dirección el pasado 1 de julio y viendo los recursos que tenían decidieron optimizarlos y completarlos para ofrecer a las familias una nueva línea de enseñanza plurilingüe que permita abrir a sus hijos más puertas de cara a su futuro laboral. Se haría en 1º, 2º y 3º y siempre de forma voluntaria. En aquel entonces no tenían ni idea de que el conseller de Educación, Vicent Marzà, iba a sacar unos meses después el borrador sobre el decreto de plurilingüismo, que ahora mismo está en pleno proceso de debate, y que se asemeja al que ellos se han encaminado.

«Las lenguas son un medio de comunicación y nuestra única pretensión es fomentar en los alumnos que no es un problema aprender idiomas, solo es una dificultad que se puede superar», explica el director, Luis Martín. El inglés se planteó como punto de partida ya que ahora mismo -según insiste- para conseguir un nivel hay que adquirirlo fuera del centro a costa de que los padres paguen una academia o entrando en la escuela de idiomas. Una vez asegurado el inglés, en función del profesorado y sus capacitaciones introdujeron asignaturas en valenciano y en castellano buscando el equilibrio entre las tres lenguas.

Referente en Alicante

El IES Jorge Juan cuenta con una línea en valenciano desde los años 80 que es referente en Alicante; imparte tres primeros idiomas y tres segundos (francés, inglés y alemán) y desde hace tres años empezaron con la Tecnología en inglés. Cuando tuvieron que coger las vacantes de este curso decidieron ampliar las asignaturas en lengua extranjera con profesores capacitados en Biología y Geografía. Así surgió la iniciativa.

La reunión con las familias fue en julio. En 1º de la ESO tenían cinco líneas y concentraron el plurilingüismo en una de ellas. Según Martín, «los alumnos que han recibido siempre enseñanza en valenciano tendrían inglés, valenciano y alguna en castellano; y los de castellano también en inglés, valenciano y castellano». Ahora bien, aunque se empezaría a dar clase con la lengua extranjera, «si hay que aclarar algo en castellano se hace y lo mismo en valencia porque el profesorado está capacitado». Sería de forma voluntaria para todos los estudiantes, -no se buscó ninguna característica- y se garantizó que podrían volver a sus grupos de referencia si se echaban atrás por sentirse agobiados. La respuesta les ha sorprendido.

La ratio en 1º está en 30 alumnos y la línea plurilingüe se ha completado en 29; en 2º, con cuatro líneas, la ratio es de 35 y se ha llegado a 33; y en 3º, con cuatro líneas está en 20. Esta última es la menos numerosa. ¿El motivo? «Creo que los estudiantes son menos atrevidos, están ya en tercero y piensan que para qué van a complicarse ahora la vida si ya están a mitad de recorrido», apunta el director, quien se define como un «profesor de calle que no tengo ninguna relación con la política y esto es fruto de la iniciativa de un centro que ha buscado los recursos». Sin embargo, si se tuviera ahora mismo en cuenta el proyecto de Educación, estos grupos se encontrarían en el futuro nivel Avanzado 1.

En el IES hay alumnos de Rumanía, países árabes, de la República Soviética... que a los tres meses han aprendido a hablar valenciano y algunos de ellos también se han apuntado al plurilingüismo demostrando que las lenguas no tienen por qué generar un conflicto, que se pueden superar las trabas y aceptando sin problemas el castellano, el valenciano, y el inglés como lengua de comunicación.

Hasta el momento, las impresiones que han recibido de las familias no son negativas, pero consideran que no es suficiente y los profesores realizarán este mes una evaluación para tener unos primeros resultados de su funcionamiento.