Las Provincias

Quejas por la tardanza en contar con una educadora

El colegio Mora Puchol de Alicante sigue sin contar con una educadora para atender a los 18 niños de un aula de 2 años. El centro inició hace dos cursos el programa experimental de Educación y éste se le ha concedido una segunda clase pero sin la plantilla completa. Una sola educadora «debe partirse en dos para atender a los 36 niños y me consta que la propia maestra está cambiando pañales cuando esa no es su función», denunció una madre, que quiere presentar otro escrito a Educación para reclamar sin más demora la incorporación de la profesional. Según explicó, la primera información que recibió de la inspección es que el contrato de la educadora estaba intervenido al no ser personal docente. Al pasar la semanas y no incorporarse, la dirección decidió cerrar el aula, pero esta medida solo duró un día y se reabrió. La última comunicación que ha recibido es que en la Conselleria «se ha traspapelado el asunto, pero sabemos quién es la educadora y que está esperando para empezar a trabajar».