Las Provincias

Oltra denuncia que el Gobierno debe a la Comunitat un año de derechos sociales

Mireia Mollà firma ayer el manifiesto acompañada por miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante.
Mireia Mollà firma ayer el manifiesto acompañada por miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante. / J. P. Reina
  • Los ayuntamientos de Alicante y Elche, sectores económicos y sanitarios y asociaciones y entidades de la provincia se unen a la campaña para exigir una financiación justa

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, afirmó ayer que el Gobierno «debe a la Comunitat Valenciana un año de derechos sociales» por un modelo de financiación autonómica insuficiente, por el que se dejaron de ingresar más de 18.000 millones de euros.

Oltra realizó estas declaraciones en el Palau de la Generalitat durante su intervención en el acto de suscripción del manifiesto por una «Financiación justa», que ayer suscribieron 81 entidades de carácter social, representadas por la Plataforma en defensa de la ley de Dependencia de la Comunitat Valenciana y el Consell Valencià de la Joventut. De forma paralela a la firma en el Palau de la Generalitat, los titulares de los departamentos de Hacienda, Vicent Soler, y Transparencia, Manuel Alcaraz, presidieron dos actos de adhesión al manifiesto en los municipios de Castellón y Alicante, respectivamente.

En el caso de Alicante participaron la Asociación Provincial de Hoteles, el Colegio de Médicos de Alicante, la Asociación de Mercados Municipales de Alicante, la Asociación de la Prensa, Diversitat LGTBI, APSA, la Comunidad de Labradores de Elche, Fundación Elche Acoge, Federación de Mediadores de la Comunitat Valenciana, La Cívica-Escola Valenciana de l'Alacantí, la Sociedad Unión Musical de Almoradí, así como diferentes asociaciones de vecinos. También se sumaron a la campaña los ayuntamientos de Alicante y Elche, cuyos representantes municipales -encabezados por el alcalde alicantino, Gabriel Echávarri, y la vicealcaldesa ilicitana Mireia Mollá -, acudieron acompañados por miembros de sus respectivas corporaciones.

Oltra denunció que la infrafinanciación autonómica generó a la Generalitat entre 2002 y 2012, «un incremento de deuda de 10.918 millones de euros, con un coste calculado en intereses de 2.531 millones de euros, lo que puede suponer, cuando se actualizan los datos, un endeudamiento generado equivalente a todo un presupuesto consolidado de la Generalitat de 18.370 millones de euros en 2016».

La vicepresidenta advirtió de que, con el sistema de financiación actual, la Comunitat ha ido recibiendo 258 euros menos por habitante y año con respecto a la media de las comunidades autónomas de régimen común y explicó que esta infrafinanciación equivale a un año sin presupuesto en la Conselleria de Igualdad. Oltra criticó que la infrafinanciación que sufre la Comunitat es de más de 1.000 millones, una cantidad superior a todo el presupuesto de la conselleria que dirige, que en 2016 fue de 978 millones de euros.

Por ello, exigió de forma contundente la «reforma inmediata del sistema de financiación autonómico, el reconocimiento de los déficits acumulados y y la ejecución de inversiones en infraestructuras».