Las Provincias

Cuatro detenidos por robar toneladas de aguacates en Callosa d'En Sarrià

Un agente, en una plantación de Callosa d'En Sarrià.
Un agente, en una plantación de Callosa d'En Sarrià. / Guardia Civil
  • Los implicados, tres de ellos hermanos, están acusados de vender el producto a precios por debajo de su valor en mercadillos de municipios vecinos

Agentes de la Guardia Civil han detenido a cuatro hombres, tres de ellos hermanos, por el robo de 4 toneladas de aguacates en Callosa d'en Sarrià para su posterior venta a precios por debajo de su valor en mercadillos de los municipios vecinos. La Benemérita investiga además la posible autoría de otros 14 casos similares por parte de los arrestados, según informó ayer la Comandancia de Alicante.

Los hurtos se remontan al mes de noviembre de 2015 en varias explotaciones agrícolas de aguacates en la zona de Callosa d'en Sarrià, donde desaparecieron cerca de 12 toneladas de género valoradas en unos 36.000 euros. Ante estos hechos, el Equipo ROCA de la Guardia Civil comenzó una investigación, centrada en la anterior campaña del aguacate (2015-2016), en la que se detectaron diversos hechos delictivos contra el patrimonio, producidos, sobre todo, en las partidas rurales de Callosa d'en Sarrià, donde se concentra la mayor producción de aguacates de la provincia de Alicante.

Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes han podido completar su exhaustiva investigación, que ha concluido con la detención de cuatro españoles, tres de ellos hermanos, que han sido puestos a disposición judicial por el robo de 4 toneladas de aguacates, valoradas en unos 9.000 euros. A los arrestados se les atribuye además la posible autoría de otros 14 robos de iguales características en la zona, por el valor total de 36.000 euros.

Estas personas supuestamente se dedicaban a robar los aguacates de las explotaciones agrícolas y, posteriormente, los vendían en los mercadillos de Polop de la Marina y en La Nucia, a un precio muy por debajo del valor de venta al público, con el consiguiente perjuicio económico hacia el resto de comerciantes. Según ha podido comprobar la Guardia Civil, llegaron a ofrecer el género a 0.50 euros el kilo, una cuarta parte del valor de venta al por mayor, según detallaron fuentes de la Comandancia.