Las Provincias

Abren un nuevo refugio antiaéreo

La concejal de Memoria Histórica y sus técnicos, sobre el conjunto defensivo de Cabo Huertas.
La concejal de Memoria Histórica y sus técnicos, sobre el conjunto defensivo de Cabo Huertas. / R. A.
  • Memoria Histórica evaluará su estado y estudiará fórmulas para ponerlo en valor y que pueda ser visitado por los ciudadanos

La concejal de Memoria Histórica y Democrática de Alicante, María José Espuch, visitó ayer junto a su equipo el conjunto defensivo de la Guerra Civil ubicado junto al faro de Cabo Huertas. Un conjunto compuesto básicamente por búnkers antiaéreos y pasadizos que eran utilizados para introducir el armamento.

La Concejalía valorará el estado en el que se encuentra y se comprometió a estudiar fórmulas que hagan viable la puesta en valor de este elemento del patrimonio histórico de la ciudad.

El objetivo final es poder abrirlo al público, al igual que se hizo con los refugios de Séneca y de la plaza Balmis. Este último está en estos momentos cerrado a la espera de que reparen la puerta de acceso, que no cumplía con las preceptivas condiciones de seguridad.

Memoria Histórica también ha inspeccionado el refugio de la plaza del Carmen, el más grande de los documentados en Alicante, con capacidad para 2.500 personas y cinco entradas: por la plaza del Carmen, San Roque, Plaza de Quijano, Argensola y Monjas.

Entraron, asimismo, en el del Convento de Santa Faz. Una galería única sin estancias que termina en este edificio, donde está la otra puerta, pero que permanece tapiada.

Uno a uno, pretenden estudiar el estado de todos los refugios cuya entrada sea accesible, para planear su musealización. En Alicante hay 95 documentados, pero en muchos casos la entrada se ha perdido.