Las Provincias

La vuelta al cole, la mejor época del año para los padres infieles

  • El 54% de los hombres y el 39% de las mujeres encuestadas admiten que flirtean con otros cuando llevan a sus hijos al colegio

La vuelta al cole es la época favorita del año para los padres infieles ya que el día a día del curso escolar proporciona oportunidades para ligar y quedar con otros padres, sin importar el estado civil, según ha revelado una nueva encuesta.

El estudio, conducido por VictoriaMilan – la página web para gente casada o comprometida que busca tener una aventura – ha encuestado a 2.123 hombres y 1.245 mujeres miembros de Victoria Milan, para investigar cómo el inicio del curso escolar propicia el ligue entre padres.

Tanto los hombres como las mujeres infieles han admitido que buscan flirtear con otros padres cuando van a recoger o llevar a sus hijos a la escuela, el 54% de los hombres y el 39% de las mujeres están convencidos de que es una buena oportunidad para ligar con otros padres.

Según las madres (81%) y los padres (63%) que ponen los “cuernos” el momento en que dejan a sus hijos en la puerta de la escuela es el más eficaz para comenzar a seducir. Los progenitores tienen una apariencia más fresca, mejor disposición para iniciar un diálogo y más energía para emprender nuevos desafíos que al finalizar el día cuando todo el mundo trata de lidiar con el tráfico, o está pensando en lo que va a hacer para cenar a sus hijos.

Los infieles de ambos sexos admiten que son más propensos a flirtear con padres casados, el 55% de los hombres y el 69% de las mujeres afirman que optan por alguien que lleve anillo, ya que es menos arriesgado.

A la hora de tratar de sonsacar información a los hijos sobre otros padres, hombres y mujeres difieren mucho. Solo el 27% de los hombres confiesa que preguntaría a sus hijos detalles sobre otras familias, en contraposición a un 70% de mujeres que no tienen ningún reparo en preguntar.

Según Alicia Gallotti, sexóloga y portavoz de Victoria Milan, flirtear durante el curso escolar rompe con una rutina que se puede volver tediosa y la convierte en algo estimulante.

“Con el ritmo de vida actual a los padres de ambos sexos les resulta muy complicado encontrar tiempo para reafirmar la autoestima a través de la seducción. Llevar a los niños al cole les da la oportunidad de contactar con personas de su edad, con intereses comunes y con la seguridad de que al estar casad@s se reduce el riesgo de complicaciones futuras. Además, es una coartada perfecta, ¿quién va a sospechar si esos amantes padres se van juntos después de dejar a sus respectivos niños en la puerta del cole?”, afirma Gallotti.