Suma y la Agencia Cántabra Tributaria cooperarán para compartir recursos

  • Esta iniciativa surge dentro de una estrategia para potenciar la economía colaboracionista entre administraciones y aprovechar sinergias

Suma, organismo dependiente de la Diputación de Alicante, iniciará una colaboración con la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT) con el objetivo de compartir recursos y conocimientos y mejorar la eficiencia de ambas administraciones en materia tributaria.

Así lo ha confirmado el director de Suma, Manuel Bonilla, que esta semana se desplazó a Santander, junto a su responsable de Proyectos Externos, Jorge Orts, para reunirse con el consejero de Economía y Hacienda de Cantabria, Juan José Sota, y el director general de la ACAT, Pedro Pérez Eslava, para exponer los nuevos proyectos de SUMA y estudiar las posibles vías de colaboración en el marco de la aplicación de las nuevas leyes 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común y Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público que promueven la cooperación entre organismos públicos e impulsan la administración electrónica.

Esta colaboración, que Suma ya mantiene con la Diputación de Albacete, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Majadahonda, se enmarca en la firme apuesta del organismo tributario alicantino por potenciar la economía colaborativa. Próximamente, el consejero cántabro y el director de la ACAT se desplazarán a Alicante para seguir avanzando en las líneas de esta estrategia de cooperación.

La colaboración con otras administraciones es, junto a la transformación digital, uno de los principales focos estratégicos de la actual dirección ejecutiva de organismo tributario alicantino con el objetivo de aprovechar las sinergias y optimizar los recursos públicos. Para ello, en esta nueva etapa se ha reforzado el área de relación con entes externos y Manuel Bonilla está participando directamente en esta fase de expansión con visitas a todas las regiones de España, como la realizada a Santander, entre otras.

“Las administraciones tenemos el mandato legal de cooperar para ser más eficientes. Siendo más eficientes, podremos ofrecer un servicio de mayor calidad a menor coste”, ha destacado Bonilla.

Aplicación de la ley de Administración Electrónica

La economía digital es otro de los actuales focos estratégicos de Suma con el reto de promover un modelo más eficiente. En este sentido, el organismo ha experimentado en los últimos seis meses una importante transformación digital que le permitirá estar en condiciones de cumplir en un tiempo récord con las exigencias de las citadas leyes de Procedimiento Administrativo y de Administración Electrónica.

En virtud de esta normativa, que entra el vigor el 2 de octubre, la relación de comunicación de las personas jurídicas con Suma pasará a ser exclusivamente electrónica. De esta manera, éstas deberán realizar cualquier notificación o comunicación a través de la Sede Electrónica u Oficina Virtual, accesible desde la página web (www.suma.es). Del mismo modo, el organismo realizará sus notificaciones y comunicaciones por esta misma vía.

Aunque esta nueva ley sólo resulta obligatoria para las personas jurídicas, todos los contribuyentes tienen igualmente la posibilidad de acogerse al nuevo sistema electrónico de comunicaciones o notificaciones o de mantener el sistema actual.

“Este nuevo sistema de comunicación electrónica conlleva muchas ventajas para los usuarios, que podrán realizar sus gestiones con mayor rapidez, sin horarios, con más seguridad y con mayor comodidad, ya que se evitarán por ejemplo tener que ir a la oficina de correos a recoger cualquier notificación, sin olvidar el ahorro y el beneficio para el medio ambiente por la importante reducción en el consumo de papel”, explicó Bonilla.

No obstante, para facilitar la transición a este nuevo sistema online, Suma Gestión Tributaria mantendrá temporalmente su actual sistema de comunicación postal, en coexistencia con las nuevas notificaciones y comunicaciones electrónicas.