Las Provincias

Pizana dice que se consuma la intención de eliminar las escuelas

  • El popular asegura que la pretensión era que las gestionaran los padres e indica que en el último mes ha habido monitores sin contrato

El grupo municipal del PP, que fue el primero en alertar de la posible desaparición de las escuelas deportivas municipales, dio ayer su valoración sobre las pretensiones del equipo de gobierno. Lo hizo el exconcejal de Deportes, Luis María Pizana, quien aseguró que «se culmina el propósito del pentapartito de eliminar las escuelas con la decisión de traicionar su promesa de mantenerlas como estaban con el PP». Para Pizana ese anuncio se limitó a hacerse para paralizar la protesta que convocaron las familias afectadas y avanzó que por la tarde sacaría el tema en el Pleno para preguntar al alcalde sobre su cambio de postura.

El concejal preguntó sobre qué va a pasar con las matrículas abonadas en las arcas del Ayuntamiento por las familias para las escuelas deportivas municipales «por un servicio que no se va aprestar, o de qué manera se va a compensar a los más de 40 monitores a los que se les aseguró su puesto de trabajo y que, en muchos casos, han renunciado a otras ofertas y ahora la decisión, a tres días de la finalización del contrato, ha supuesto su despido dejándoles completamente tirados y en la calle». Pizana quiso saber cómo se compensará a los alumnos y alumnas de las escuelas deportivas municipales «que dejan de tener la oportunidad de hacer deporte en su ciudad en el caso de que no puedan encontrar acomodo en otros equipos de otras poblaciones».

Ante esto el popular señaló que «la decisión adoptada por el líder del pentapartito puede tener efectos que van más allá de las escuelas deportivas municipales. Por ejemplo, en la implantación de la jornada continua en Torrevieja puesto que el Ayuntamiento se comprometió en el proyecto presentado para tal fin en la Conselleria de Educación de asumir las actividades extraescolares gratuitas obligatorias».

Por otro desveló que «el último mes ha habido trabajando monitores sin contrato y según hemos podido saber la intención de la Alcaldía es que padres se hagan cargo de los equipos o que incluso los monitores no estén con sus contratos dados de alta en la seguridad social, algo que es completamente inaceptable» El edil añadió que desde el grupo Popular se preguntará por «las consecuencias jurídicas que pueden haber ante las reclamaciones o denuncias de los usuarios que se puedan desarrollar contra el Ayuntamiento ante esta situación de haber cobrado, con carácter anual, a conciencia, por un servicio público que se tenía decidido que no se prestara como ha quedado finalmente acreditado».

Por último destacó que «aquí no hay nadie ni que asuma responsabilidades ni que aporte soluciones salvo el PP», y añadió que «ha pasado lo que desde el PP veníamos advirtiendo desde hace meses. Ahora se tiran los trastos a la cabeza unos a otros, pero nadie quiere agarrar el toro por los cuernos y resolver la papeleta», concluyó.