Las Provincias

Los expertos admiten que la tasa turística «da ingresos importantes»

  • El conseller de Hacienda, Vicent Soler, cree que la clase media «ha estado injustamente tratada y lo vamos a revertir para avanzar en la corresponsabilidad»

La comisión de expertos a la que ha encargado el Consell la reforma del sistema tributario de la Comunitat se refirió ayer a la posible implantación de un impuesto valenciano sobre estancias hoteleras y se limitó a proponer un «debate», dado que «se trata de un tipo que tiene raíces muy cortas en España» y su posible aplicación debe ser valorado por el Consell y Les Corts. «Esta cuestión excede el objeto de la comisión, dado que afecta a la política turística del Consell y quizá debería involucrar también a los municipios turísticos, aunque desde el punto de vista recaudatorio podría producir ingresos importantes», apuntó el catedrático de Derecho Financiero de València Joan Marín Queralt.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, lamentó que la clase media valenciana haya estado «injustamente tratada» por un sistema tributario injusto y «regresivo» que el Consell «quiere revertir para avanzar en la corresponsabilidad social».

En ese informe, cuya aplicación deberá acordar el Consell «en las leyes de acompañamiento -presupuestario- que vienen», según Soler, se proponen varias modificaciones tributarias cuyo impacto no ha sido calculado, pero que, según los expertos que las han propuesto, podrían tener efectos inmediatos sobre el incremento de la recaudación.

De forma concreta, los autores de este informe indican posibles cambios en el impuesto de sucesiones y donaciones tales como el incremento de la reducción por parentesco en adquisiciones «mortis causa» o el mantenimiento de la reducción por parentesco en adquisiciones «inter vivos», entre otros.

Sobre el impuesto sobre patrimonio, la comisión considera razonable mantener los parámetros marcados en la reciente reforma, y tampoco recomienda cambios en el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

En cuestión de novación de préstamos hipotecarios, se propone introducir una bonificación impositiva para que los deudores puedan mejorar las condiciones financieras de dichos préstamos, siempre que el objeto hipotecado sea la vivienda habitual. En materia de IRPF, se plantea modificar la escala de tipos.