Las Provincias

Educación garantizará la progresión del nivel de plurilingüismo en los centros

El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament (Stepv) afirmó ayer que ha acordado con la Conselleria de Educación el establecimiento de un mecanismo para garantizar la progresión de los centros educativos hacia niveles superiores en el marco del decreto de plurilingüismo. El Stepv había propuesto tres enmiendas al borrador que se trató en la mesa sectorial: que se redujeran los niveles propuestos, que se estableciese un mecanismo que garantizase que los centros progresen de forma efectiva hacia el nivel avanzado y que se acortase el calendario de aplicación del decreto.

De las tres propuestas, la Administración solo aceptó una, la que garantiza que los centros avancen hacia niveles más altos de plurilingüismo, aunque «sin plantear un texto concreto», apuntó el sindicato. A su juicio, al final de la etapa infantil, y coincidiendo con los ciclos educativos, los centros deberían avanzar hacia el nivel siguiente. Se considera que esta medida evitará la creación de centros «gueto» en los que la lengua vehicular de la enseñanza sea un elemento de segregación. Las citadas fuentes insistieron en que los centros y el profesorado podrían asumir un incremento del valenciano en los niveles básicos e intermedios, motivo por el cual se solicitaba la reducción del calendario de aplicación del nuevo decreto, una propuesta que finalmente no fue aceptada.

Por último, el sindicato propuso introducir la posibilidad de que los centros de formación de adultos acrediten también con certificados en lenguas, como sucede en primaria, ESO y Bachillerato, una propuesta que, según el sindicato, será sometida a estudio por la Conselleria.

Desde UGT se resaltó que la propuesta de la Consell es «audaz, innovadora, flexible y adecuada a la realidad sociolingüística del País Valencià». El sindicato solicitó garantías para que los objetivo fijados se cumplan y los alumnos consigan la suficiente competencia lingüística en valenciano, inglés y castellano.

Por su parte, Acció Cultural del País Valencià (ACPV) valoró el borrador, pero instó a introducir enmiendas que permitan fijar objetivos «cuantificables y progresivos». Celebró que el decreto considere el valenciano como la lengua normal de la administración educativa, en una demostración y refuerzo de la utilidad social, y que no la limite solo a las clases en una simple «asignaturización». Sin embargo, apuntó que no se eliminan las exenciones de enseñanza del valenciano, «que son la negación más palmaria del plurilingüismo» .