Las Provincias

El Consell baja el IRPF a las rentas inferiores a 50.000 euros

  • La reforma tributaria prevé el incremento del impuesto a motos náuticas y de gran potencia, quads y otros vehículos de emisiones elevadas de CO2

El Gobierno valenciano ha rebajado del 11,9 % al 10 % el tipo autonómico del IRPF a las rentas de hasta 12.450 euros, y del 18,45 % al 17,50 % para las rentas de 30.000 a 50.000 euros, mientras que lo ha subido para las rentas más elevadas.

Los cambios en la tarifa autonómica del IRPF presentados hoy y que quedan recogidos en la Ley de Acompañamiento de los presupuestos para 2017 tendrán un impacto estimado negativo de 75 millones de euros para la Generalitat y beneficiarán a 1,6 millones de contribuyentes, según ha informado el conseller de Hacienda, Vicent Soler, tras el pleno del Consell.

La reforma tributaria incluye una deducción para familias monoparentales con menos ingresos, de 300 euros para familias de categoría general y de 600 euros para categoría especial (dos hijos y bajos recursos o a partir de 3 hijos), que beneficiará a 1.670 familias y tendrá un impacto negativo de 560.000 euros para las arcas de la Generalitat.

Además se establecen otras deducciones por autoconsumo energético, por obras en la vivienda habitual y por abonos culturales; se modifican los beneficios fiscales en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones; y se amplía hasta el 31 de diciembre de 2017 la devolución del gasóleo profesional para transportistas.

El conseller de Hacienda ha asegurado que la reforma fiscal que inició el año pasado y que continúa en este y en próximos ejercicios "pone fin" al sistema fiscal "regresivo" implantado en la Comunitat Valenciana por anteriores gobiernos, y que tiene como consecuencia que las rentas bajas pagarán menos, y las altas se equiparan al resto de Comunidades Autónomas.

El tipo valenciano del IRPF es actualmente el más alto de todas las autonomías en los dos primeros tramos de renta, y el segundo más bajo, superado por Madrid, para los tramos entre 60.000 y 120.000 euros, ha destacado el conseller.

La nueva escala autonómica, que se aplicará en la declaración de la renta de 2017, queda así: para rentas de hasta 12.450 euros, se aplica un tipo del 10 % (antes del 11,90 %); hasta 17.000 euros, del 11,90 %; hasta 30.000 euros, del 13,90 %; hasta 50.000, del 17,50 %; hasta 70.000, del 21,50 %; hasta 120.000, del 23,50 % y en adelante, del 25,50 % (antes del 23,48 %).

La deducción para autoconsumo energético será del 20 % de las cantidades invertidas en instalaciones en vivienda habitual para autoconsumo eléctrico y producción de energía térmica, beneficiará a 2.550 contribuyentes y su impacto para la hacienda autonómica será negativo en 1,3 millones.

La deducción por obras en la vivienda habitual, con la que se pretende impulsar la reforma y rehabilitación, se concretará en el 15 % del presupuesto de las obras realizadas (conservación, mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad) con un límite de 5.000 euros.

De esta medida se prevé que se beneficien mil contribuyentes y originará unos ingresos de 760.000 euros menos para la Generalitat.

Con la intención de apoyar la política de abonos en teatros y auditorios, se articula una deducción del 21 % del coste del abono para programaciones escénicas y musicales adheridas al convenio específico suscrito con CulturArts, con un límite de rentas inferiores a 50.000 euros.

En Sucesiones y Donaciones, se modifica la bonificación del 75 al 50 % en adquisiciones mortis causa (herencias) para los descendientes mayores de 21 años, ascendentes y cónyuge, lo que supondrá un ingreso de 86 millones; y en las donaciones (adquisiciones intervivos), se elimina la bonificación en cuota por parentesco, una medida con un impacto positivo de 3 millones.

Otra de las medidas adoptadas es la eliminación de la discriminación fiscal de las uniones de hecho en las herencias, con lo que se equipara a los casados; se equiparan los beneficios a las empresas familiares de pequeña dimensión en las transmisiones mortis causa a otros parientes colaterales; y se bonifican la novación para mejorar las condiciones de los préstamos y créditos para vivienda habitual.

El Consell ha acordado además subir del 14,75 % al 16 % el impuesto especial sobre medios de transporte contaminantes (motos náuticas, quads, motos de mayor potencia y otros vehículos con altas emisiones). El impacto de esta medida será una recaudación de 500.000 euros.

Soler ha afirmado que todas estas medidas se han adoptado a partir de un "riguroso estudio" por parte de expertos y no se han improvisado.

El impacto neto total de la reforma será positivo en 11 millones para las arcas de la Generalitat, según Soler, que ha insistido en que se trata de una redistribución de la carga fiscal y no de un aumento de los impuestos.