Las Provincias

Palacio de Justicia de Ibi.
Palacio de Justicia de Ibi. / LV

El Supremo obliga al Consell a pagar más de 2 millones a Ibi por el Palacio de Justicia

  • El alcalde, Rafael Serralta, ha manifestado su satisfacción ante el fallo señalando que “nuestro objetivo primordial es siempre la defensa de los intereses de los ibenses"

El Tribunal Supremo ratifica la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por la que se condena a la Consellería de Justicia de la Comunidad Valenciana al pago al Ayuntamiento de Ibi de 2.003.106,28 euros como consecuencia del convenio suscrito para la construcción del Palacio de Justicia de Ibi.

La Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo inadmite por unanimidad el recurso interpuesto por el abogado de la Generalitat Valenciana, declarando firme la Sentencia dictada por el TSJCV, dictada en septiembre de 2015, por no concurrir ninguna de las causas alegadas por la Generalitat, con la imposición a la Generalitat de los costes procesales causados en el recurso.

De esta forma, la Consellería adeuda al Ayuntamiento de Ibi la cantidad de 2.003.106,28 euros, teniendo que añadir, según indica el fallo, intereses de demora a partir de la notificación de la sentencia a la Generalitat en 2015. En el mismo fallo se establece como modo de pago de dicha cantidad un arrendamiento con opción a compra por un importe de 15.646,26 euros mensuales durante 8 años, lo que suponen 187.840 euros anuales durante 8 años desde el momento en que se efectúe el primer pago.

El alcalde ibense, Rafael Serralta, ha manifestado su satisfacción ante el fallo señalando que “nuestro objetivo primordial es siempre la defensa de los intereses de los ibenses. Esta sentencia supone el reconocimiento, ya firme y sin posibilidad de recurrir en ninguna instancia, de la deuda de la Generalitat a Ibi por la construcción del Palacio de Justicia”.

“Desde el Ayuntamiento adelantamos dos millones de euros para que los juzgados se consolidaran en la ciudad, con el compromiso de la Generalitat de que los pagaría en cuanto estuviesen construidos, pero ese pago nunca ha llegado a realizarse. Hemos ido dando pasos en defensa de los intereses de todos los ciudadanos de Ibi, llegando hasta el final donde el Tribunal Supremo nos ha dado la razón. Nos podremos en contacto con la Generalitat para concretar, en la mayor brevedad posible, los pagos que deben realizar en ejecución de la sentencia”, afirma Serralta.