Las Provincias

El juzgado falla a favor de una de las familias que ocupó uno de los pisos vacíos del Eige

  • Desde Stop Desahucios se pide el cierre de la Oficina Municipal de la Vivienda «por no cumplir con sus objetivos»

La portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Pilar Gómez Magán, en su condición de abogada, junto con el activista e integrante de la Plataforma Stop Desahucios Antonio Padilla, compareció ayer para dar cuenta de que el juzgado ha dictado sentencia favorable para una de las familias que hace unos meses ocupaba una de las viviendas vacías propiedad del Eige (Entidad de Infraestructuras de la Generalitat) en Torrevieja. En dicha sentencia se reconoce la ocupación ilícita del inmueble pero prevalece el estado de necesidad evidente del afectado.

Los hechos se remontan a hace unos meses cuando diez familias, en situación de extrema necesidad, ocuparon diez viviendas de un bloque de cuarenta casas, propiedad del ente autonómico. Posteriormente este organismo denunció ante la Guardia Civil la ocupación de esas viviendas trasladándose posteriormente el asunto a sede judicial, donde continúan procesándose por separado los casos de otras nueve familias que de igual modo fueron denunciadas.

Según Pilar Gómez, esa denuncia también fue firmada por la concejal de Urbanismo, Fanny Serrano, y añadió que desde la Oficina Municipal de la Vivienda «no se ha hecho nada por estas familias. Su situación era crítica y de extrema necesidad». En Torrevieja, aseguró, el 80% de las familias «están buscando vivienda desesperadamente y ha aumentado el número de las que deciden finalmente ocupar pisos ilícitamente». A este respecto dijo que «existen necesidades reales y el Ayuntamiento debe implicarse, ayudar y no mirar para otro lado». Asimismo señaló que «hay otras del Eige en Torrevieja que tambien han sido ocupadas y sin embargo no se han denunciado». Gómez se preguntó «por qué a estas familias en concreto sí se las denuncia y se las hostiga» y añadió que «se está produciendo un claro trato discriminatorio y sesgado por parte del Eige y de las autoridades municipales».

Por su parte Padilla pidió el cierre de la Oficina Municipal de la Vivienda «porque no cumple con los objetivos para los que fue creada, entre ellos, dar una solución habitacional». También criticó que siga habiendo viviendas vacías en ese bloque «habiendo escuchado en varias ocasiones el anuncio de que iban a ser rehabilitadas para que pudieran ser ocupadas por familias de forma legal».