Las Provincias

La ayuda a Jávea llegó a dejar el parque con dos bomberos

  • Explican que en Alicante se está trabajando con los mínimos por debajo de lo que establece la normativa, ya que en vez de 24 efectivos, se trabaja con «22 o incluso menos»

Los sindicatos de la Junta de Personal han denunciado la situación de peligro en la que quedó la ciudad de Alicante durante los días del grave incendio de Jávea, ante el traslado de personal del Speis a la localidad para colaborar en las labores de extinción.

Explican que en Alicante se está trabajando con los mínimos por debajo de lo que establece la normativa. En vez de 24 efectivos, se trabaja con «22 o incluso menos». Una situación que se agravó con el traslado en cuestión.

La Junta de Personal considera «acertada y necesaria» la colaboración de los bomberos en este tipo de situaciones, pero entiende que «se debería haber llevado a cabo con personal libre de servicio y con una planificación que impida el mermar aun más la actual situación de mínimos y de deterioro que viene sufriendo el Speis».

Detallan lo que califican de «cronología de una irresponsabilidad», que comienza el día 5 de septiembre, cuando Jefatura autoriza el apoyo al incendio de Jávea y envía a ocho efectivos de servicio, con dos vehículos, al mismo, «dejando el parque con 15 efectivos».

Poco después, «un incendio en Alcoraya hace que el personal que queda en el parque se desplace al mismo dejando únicamente operativos para cualquier siniestro un bombero y un mando». Ante esta situación, dicen, «se incorporaron cuatro refuerzos libres de servicio para cubrir a los ocho desplazados, lo que dejó la guardia en 19 efectivos (5 por debajo de los mínimos)». A las 22.00 horas, añaden, «siete efectivos de guardia se dirigieron a hacer el relevo a los compañeros del incendio forestal, y hasta que regresaron a sus respectivos parques, es decir, las 3.30 horas, la ciudad se quedo con 12 efectivos de guardia (12 bajo mínimos)».

Los días 6 y 7 de septiembre, continuó el apoyo al incendio , y «se sigue dejando el servicio con 16 efectivos de guardia durante tres horas para realizar el relevo».

Los sindicatos consideran «negligente e irresponsable» dejar a la ciudad en esa situación, piden que «se depuren responsabilidades» y exigen, para el futuro, un protocolo de actuación.