Las Provincias

A prisión por apuñalar a un hombre con el que discutió en un bar de Alicante

  • El agredido sufrió varias lesiones en el intestino y en el brazo

Una trifulca en un bar por poco acaba en tragedia. La Policía Nacional ha detenido en Alicante a un hombre acusado de querer matar a otro a cuchilladas por una discusión en un local del alicantino barrio de José Antonio. El juez ha decretado para él prisión provisional.

Los hechos ocurrieron a comienzos de esta semana, cuando los protagonistas se encontraban en un bar de la calle Santa María Mazzarello donde se desencadenó la fuerte riña. En un momento dado, el intercambio de pareceres subió de tono y uno de ellos, el apresado, sacó una navaja con la que supuestamente hirió a la víctima, según fuentes próximas a la investigación.

Las lesiones revestían cierta gravedad, ya que el acusado perforó por tres sitios el intestino de la víctima, además de provocarle varios cortes en el brazo, que no eran demasiado profundos. Pese a ello, el hombre tuvo que ser atendido por los efectivos sanitarios para que le curaran las heridas. Los agentes se llevaron preso al acusado, quien permaneció en los calabozos hasta que ayer finalmente pasó a disposición judicial.

El hombre fue trasladado al Palacio de Justicia de Alicante para su declaración por estos hechos en el juzgado de guardia. Allí, el juez titular de Instrucción 6 de la capital decretó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, tal y como informaron a este diario fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Por ello, el reo abandonó los calabozos de los tribunales ubicados en el barrio de Benalúa, muy próximos a donde se sucedieron los hechos, en dirección al centro penitenciario de Fontcalent. La causa, según detallaron las citadas fuentes del Alto Tribunal valenciano, se encuentra abierta por un delito de homicidio en grado de tentativa.

La Policía Nacional arrestó recientemente a tres personas, todos miembros de una misma familia, por un suceso similar. Los arrestados discutieron con otro cliente de una bar en la zona norte de la ciudad, a quien supuestamente acabaron apuñalando y pegando.