Las Provincias

fotogalería

Un agente de la Guardia Civil en la finca donde estaba la marihuana. / GC

Detenidos tres individuos con más de un millar de plantas de marihuana

  • El arresto se produjo tras la vigilancia de la finca, situada en Mula en un entorno de difícil acceso con árboles de gran envergadura

La Guardia Civil ha detenido a tres individuos, con edades comprendidas entre los 30 y los 57 años y de nacionalidades española y holandesa, residentes en Murcia y Torrevieja, a los que se les ha incautado más de un millar de plantas de marihuana en distintas etapas de crecimiento en una vivienda de Mula.

La operación 'Roscan' se inició el pasado mes de junio cuando la Guardia Civil investigaba una vivienda aislada, situada en un paraje rural de Mula, donde supuestamente se cultivaban plantas de marihuana.

Una vez ubicado el inmueble, la Benemérita dispuso la vigilancia de la finca que, situada en un entorno de difícil acceso, con una única entrada y flanqueada por una rambla y árboles de gran envergadura que impedían divisar su totalidad, dificultaba las discretas labores policiales.

Fruto de estas vigilancias, los investigadores identificaron a las personas que habitualmente acudían al lugar. Dos jóvenes y un tercero de mediana edad que, presumiblemente, mantenían en la finca objeto de la investigación, los elementos necesarios para materializar el cultivo y la manipulación de grandes cantidades de plantas de marihuana.

Una vez obtenidos los indicios necesarios y constatada la producción ilícita de cannabis sátiva, la Guardia Civil ha puesto en conocimiento de la autoridad judicial el resultado de la investigación por lo que ha sido autorizado mandamiento de entrada y registro.

El registro se ha saldado con la incautación de un millar de plantas de cannabis sátiva en distintas etapas de crecimiento, semillas y aceite de cannabis así como todo el material de laboratorio y manipulación necesario para su transformación y distribución como microscopios, picadoras, tamices, fertilizantes, disolventes, bolsas herméticas, material informático y documentación relacionado con el tráfico de droga y dos vehículos, todo lo cual ha sido incautado y puesto a disposición de la autoridad judicial.

De la investigación desarrollada se desprende que los ahora detenidos constituían una organización criminal perfectamente estructurada y dotada de los medios necesarios para consolidar el negocio de la droga desde su origen: la adquisición de la materia prima, pasando por su procesamiento y envasado, finalizando con su transporte y distribución en el mercado ilícito.

La operación, que se encuentra enmarcada en el 'Plan contra el tráfico, consumo y elaboración de drogas', ha culminado con la detención de individuos, a los que se les atribuye la presunta autoría de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga.

Con esta operación, la Guardia Civil ha erradicado una activa organización criminal que, presuntamente, empleaba una vivienda aislada a modo de centro intensivo de cultivo y laboratorio de procesamiento de cannabis, con una elevada capacidad de producción y dotada de los medios necesarios para 'colocar' en el mercado ilícito la droga producida.