Las Provincias

vídeo

Miguen Ángel Pavón, el día en el que sufrió un rifirrafe con trabajadores del Puerto. / A. D.

El presidente del Puerto aconsejó a Pavón que saliera por la puerta trasera

  • El vicealcalde decidió abandonar el consejo por el acceso principal a pie, aun a sabiendas de que estaban los estibadores, porque Echávarri y Bellido fueron a hablar

El presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante (APA), Juan Antonio Gisbert, aconsejó al vicealcalde Miguel Ángel Pavón, quien posteriormente sufrió agresiones verbales y algún zarandeo por parte de un nutrido grupo de estibadores y empleados del puerto, abandonar el edificio por una puerta trasera para eludirlos. Sin embargo, el vicealcalde y responsable de Urbanismo, departamento que ha decretado exigir a la APA una licencia ambiental para que siga la actividad de carga y descarga de graneles en los muelles, decidió sumarse al grupo del alcalde Gabriel Echávarri y del portavoz del tripartito, Natxo Bellido, cuando observó que estos habían optado por salir a pie por la puerta principal que quedaba justo enfrente del grupo de trabajadores con la pancarta y convocados por la asociación portuaria Atdpa que preside José Castell.

Fuentes de Guanyar y de la propia Autoridad Portuaria confirmaron ayer a este diario este extremo. Gisbert aprovechó los minutos inmediatamente posteriores a la recepción de los miembros del consejo de administración para advertir a Pavón de que tenía noticias de una concentración de trabajadores frente a la puerta principal del edificio portuario que acoge los servicios centrales y la presidencia. Al parecer, el alcalde y Bellido también se percataron de esa conversación.

Cuando finalizó la reunión, Pavón no optó por buscar a su chófer que aguardaba en el coche oficial a la derecha del jardín dentro del recinto portuario. De esa manera, podría haber eludido a los trabajadores al salir por la puerta trasera por la que todos los vehículos abandonan el recinto tras salvar la barra de seguridad y que permite girar a la derecha, lo que da directamente a la estación de autobuses. De ese modo, el edil Pavón habría evitado este rifirrafe, en el que el vicealcalde llegó a amenazar con denuncia policial al sentirse «agredido». Pero Pavón observó que el alcalde y Bellido siguieron por el pasillo del jardín para salir a pie por la puerta principal para encontrarse de cara con el grupo que protestaba. Fue entonces cuando el vicealcalde tomó el mismo camino, según todas las fuentes consultadas. Incluso Echávarri y Bellido habrían aconsejado sin éxito al propio Pavón que abandonara la zona por esa puerta lateral con su coche oficial.

Cepyme vuelve a la carga

El presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa de la Provincia de Alicante, Cristóbal Navarro, volvió ayer a la carga a a raíz de su desacuerdo con el Catálogo de Protección de Edificios y arremetió con dureza contra el concejal de Urbanismo y vicealcalde del Ayuntamiento, Miguel Ángel Pavón. Navarro asegura que sigue sin recibirles y lamentó que la ciudad está «parada completamente». Espera que «tenga un hueco en su apretada agenda» y le reciba, ya que él le pidió una reunión y no le quiso atender. Navarro dice que «le toca a él llamarme por una cuestión de educación». Está abierto a trasladarle casos concretos de eventuales perjuicios.