Excavadoras mueven basura en la planta de residuos.
Excavadoras mueven basura en la planta de residuos. / J. P. R.

Fontcalent no recibirá más de 45.000 toneladas de basuras del exterior

  • El ayuntamiento de Alicante ha aprobado un convenio de colaboración con el Consorcio del Plan Zonal de Residuos de la Vega Baja

El ayuntamiento de Alicante ha aprobado un convenio de colaboración con el Consorcio del Plan Zonal de Residuos de la Vega Baja por el cual limita la llegada de residuos de esta zona a la planta de Fontcalent a 45.000 toneladas anuales.

Así lo ha anunciado del concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, quien ha desvelado que hasta ahora la planta podía llegar a absorber 240.000 toneladas anuales de residuos de otras localidades.

Según el documento del acuerdo, diversos informes aconsejan que la planta alicantina no acoja más de 184.000 toneladas de basura al año, como máximo, siendo la cantidad "óptima" de 158.000, aunque Domínguez la ha situado finalmente en 165.000.

En 2015, se registraron 121.700 toneladas propias, es decir, de la ciudad de Alicante, por lo que la cantidad de residuos que pueden llegar de otras localidades de la Vega Baja asciende a esas 45.000 antes mencionadas.

Cabe destacar que el acuerdo llega por la imposibilidad de esta comarca de trasladar sus desperdicios a las plantas de tratamiento de Villena y Xixona, por lo que ya estaban enviándolas a Alicante desde junio, gracias a un permiso temporal.

En cuanto a los residuos de la zona de Xátiva, Domínguez ha informado de que ya no llegarán más puesto que era imposible para la planta de Fontcalent asumirlos.

Este convenio tiene una duración de un año, revisable, y el precio que establece por tonelada es de 62 euros, uno diez más que en el anterior acuerdo.

Domínguez ha querido dejar claro que el objetivo final del equipo de gobierno es que Fontcalent deje de recibir residuos de otros municipios.

Por su parte, el portavoz municipal, Natxo Bellido, ha querido incidir que toda la problemática del traslado de los residuos de unas zonas a otras de la provincia es consecuencia "de la nefasta gestión del PP" en este ámbito, sobre todo por "los muchos casos de corrupción" relacionados.