Las Provincias

Peatones en la avenida de Maisonnave.
Peatones en la avenida de Maisonnave. / A. D.

Echávarri niega que hubiera un pulso con Climent por la libertad comercial

  • La Generalitat Valenciana acordó ayer dar autonomía al Ayuntamiento de Alicante para diseñar la ZGAT

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha negado que hubiera "un pulso" con el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, por el asunto de la libertad horaria comercial de la ciudad.

En declaraciones a los medios, ha preferido resaltar que, en su opinión, Alicante "es suficientemente potente y, sobre todo, diferente" en materia comercial como para que lo que se decida en los órganos consultivos de la ciudad "se respete en Valencia".

"No había ningún pulso, ni había absolutamente nada", ha insistido.

La Generalitat Valenciana acordó ayer dar autonomía al ayuntamiento de Alicante para diseñar la libertad horaria comercial en la denominada Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), siempre que lleve el consenso del sector y la aprobación de los órganos municipales.

Al respecto, el portavoz municipal, Natxo Bellido, de Compromís, se ha mostrado "satisfecho" con el acuerdo y ha destacado el "clima de diálogo y colaboración" que primó en la reunión que mantuvieron ayer Climent, Echávarri y él mismo en Valencia.

También ha opinado que en octubre debería convocarse de nuevo el Consejo Local de Comercio para ver, finalmente, cuál es la fórmula que más consenso ofrece a la sociedad alicantina.

"Estamos en un momento de la legislatura en el que es interesante ir cerrando debates para afrontar otros retos, como ejecutar proyectos para la ciudad", ha destacado.