Las Provincias

La Diputación y Cepyme impulsan un observatorio de actividad crediticia

La Diputación de Alicante y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) han firmado un acuerdo para impulsar la puesta en marcha de un Observatorio sobre la Actividad Crediticia de las entidades financieras en la provincia. El máximo responsable del Gobierno provincial, el popular César Sánchez, presidió ayer la firma de este acuerdo, suscrito por el presidente de Cepyme, Cristóbal Navarro, y el vicepresidente de Economía y Relaciones Institucionales, Carlos Castillo, según un comunicado de la institución provincial.

«Queremos conocer el comportamiento actual del crédito, especialmente el destinado a las pymes para, una vez diagnosticado, promover acciones que permitan dar respuesta a las demandas de fondos por parte de las empresas y los hogares de la provincia», destacó Sánchez, quien apeló a la responsabilidad social de las entidades financieras. Desde este Observatorio se analizarán, entre otros aspectos, el acceso a la captación de fondos financieros de entidades bancarias y cooperativas de crédito para pymes y familias.

Asimismo, se estudiará el patrón de comportamiento por sectores de actividad empresarial y se interpretarán las perspectivas de evolución económica de las pymes de la provincia, así como las del consumo y las de la inversión inmobiliaria. «Es muy importante que los bancos cumplan con nuestra provincia, que las pequeñas y medianas empresas tengan abierto el crédito por parte de las entidades financieras para, de esta forma, estimular la economía y generar puestos de trabajo, que son, sin duda, una prioridad para la institución provincial», señaló Sánchez, quien valoró las garantías de solvencia y rigor que ofrece Cepyme para la puesta en marcha de este Observatorio.

Por su parte, el presidente de Cepyme, Cristóbal Navarro, incidió en que «el crédito es la sangre que tiene que circular por las empresas y negocios para favorecer el consumo interno» que, dijo, no se ha fortalecido aún lo suficiente para ser «el verdadero propulsor de la economía».