Las Provincias

Escola Valenciana se desmarca del decreto de plurilingüismo

Alumnos en el colegio El Palmeral de Alicante. :: j. p. reina
Alumnos en el colegio El Palmeral de Alicante. :: j. p. reina
  • La entidad dice que no responde a su ideal porque no garantiza la competencia de las dos lenguas oficiales ni el conocimiento efectivo de una lengua extranjera

Escola Valenciana afirmó ayer que el borrador del decreto de plurilingüismo presentado por la Conselleria de Educación no es el modelo de enseñanza que su entidad cívica propone, aunque reconoce que «permite avanzar».

En un comunicado, Escola Valenciana asegura que el borrador «no garantiza la competencia de las dos lenguas oficiales y el conocimiento efectivo de una lengua extranjera», un derecho que considera «fundamental» para todo el alumnado de la Comunitat Valenciana.

La comisión de educación de Escola Valenciana, tras analizar el borrador del decreto, plantea la eliminación de los itinerarios en los cuales no se logre el conocimiento equilibrado de valenciano y castellano.

A su juicio, el itinerario Intermedio 1 tendría que ser el programa Básico, mientras que el Intermedio 2 sería, sencillamente, el Intermedio, y el Avanzado 1 y 2 continuarían siendo Avanzado 1 y 2.

El presidente de Escola Valenciana, Vicent Moreno, defiende que introducir el valenciano en la escuela «es cumplir con la normativa vigente y respetar el derecho de la ciudadanía de aprender la lengua cooficial».

Moreno insiste asimismo en la creación «de una ley de igualdad lingüística capaz de corregir las desigualdades y las discriminaciones que se dan a estas alturas con la legislación actual».

Escola Valenciana apuesta por una «visión inclusiva de los programas de enseñanza, que garantice la competencia bilingüe de todo el alumnado independientemente del programa lingüístico en que estuviera matriculado, como también la adquisición de una lengua extranjera».

La entidad cívica cree que se debe implantar en todo el sistema educativo el modelo de enseñanza que garantice el dominio de las dos lenguas cooficiales como medida paliativa para «cambiar la precaria situación del valenciano a la escuela y en la calle».

A su juicio, la definición del borrador de Educación «ha sufrido de las limitaciones de la ley Wert», así que una vez se derogue la Lomce, solicitará una actualización del Decreto de Plurilingüismo Dinámico.

Valoran, no obstante, muy positivamente que la Conselleria de Educación reconozca, por primera vez y de forma explícita, que los programas de enseñanza en valenciano son los modelos óptimos de aprendizaje.