Cruz Roja y el Ayuntamiento formalizan dos convenios

  • El objetivo es atender a los colectivos más vulnerables de la ciudad

Cruz Roja y el Ayuntamiento de Alicante han acordado formalizar dos convenios para reforzar la ayuda y los recursos necesarios para la atención a los colectivos más vulnerables de la ciudad, según han informado la primera de estas entidades en un comunicado.

El presidente provincial de Cruz Roja en Alicante, Antonio Navarro Bernabé; la concejala-delegada de Acción Social de la ciudad, Julia Angulo Girón, y Julia Oms San Juan, representante de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl se han reunido este lunes para formalizar el acuerdo de colaboración para la puesta en marcha definitiva del proyecto Mesa de Solidaridad.

Cruz Roja ha explicado que la creación de nuevas propuestas de actuación desde Acción Social se hizo necesaria a raíz de la atención realizada a la población en situación de vulnerabilidad social y de los datos facilitados por distintas entidades y teniendo en cuenta "la importante demanda de alimentos a través de la gestión de ayudas económicas dirigidas a atender las necesidades básicas".

Igualmente, se tuvo en cuenta "la derivación a otros programas que dan cobertura a dichas necesidades de cada persona o familia", "el incremento significativo en la demanda de ayudas dirigidas a costear gastos tales como suministros básicos --agua, luz, gas y alquiler--" y otro tipo de "ayudas básicas para la vida diaria".

Con todo, para poder abordar estas situaciones con mayor garantía y coordinación y para poder atender a un mayor número de ciudadanos en situación de vulnerabilidad, en 2011 se propuso como experiencia piloto el proyecto 'Mesa de Solidaridad' que se formaliza ahora, ha agregado Cruz Roja.

Esta iniciativa, formada por el Ayuntamiento de Alicante, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y Cruz Roja, suponía la creación de una red de atención social complementaria al trabajo ya realizado hasta el momento. De este modo, se podía "disponer de apoyos directos e inmediatos dirigidos a la atención inmediata de las necesidades básicas de los ciudadanos" como "lotes de alimentos y otras ayudas urgentes".

La Mesa de la Solidaridad se configuró como un recurso necesario para la atención de situaciones de vulnerabilidad socio-económica por parte de los Servicios Sociales en la ciudad de Alicante y con el fin de dar "una respuesta ágil a necesidades básicas de familias que recurren por primera vez o que reúnen ciertos requisitos requeridos". Cruz Roja ha asegurado que desde entonces "la propuesta se ha desarrollado con éxito"

Drogodependientes sin techo

Por otro lado, ha indicado que la Concejalía de Acción Social, consciente de la necesidad de poner en marcha planes integrales de lucha contra la exclusión social, impulsó hace 17 años el desarrollo de un Plan de Atención a Personas sin Hogar que está "experimentando una notable mejora debido al incremento de la dotación de infraestructuras y prestaciones específicas de inserción".

Tanto el consistorio como Cruz Roja forman parte de la Red de Entidades para la Atención a Personas sin Hogar (REAPSHA), que pretende mejorar los procesos de inclusión social de las personas sin hogar a través de un mejor conocimiento de esta realidad en la ciudad de Alicante.

En este contexto, ambas partes, conscientes de la necesidad de abordar los procesos de exclusión, han acordado formalizar otro convenio para poder ampliar el servicio de acercamiento y atención socio-sanitaria de las personas drogodependientes sin techo a través del Centro de Intervención y de la unidad móvil.

El pasado mes de junio, REAPSHA elaboró un estudio con la participación de Cruz Roja, que apuntan a mejorar la atención de personas sin techo que residen en Alicante y que presentan problemáticas añadidas relacionadas con conductas adictivas.