Las Provincias

Los peatones toman Maisonnave en una jornada sin incidencias

fotogalería

Los ciudadanos pasean por la calzada de la vía. / J.P.R.

  • El corte al tráfico de la avenida permitió a los viandantes disfrutarla al máximo y no conllevó más molestias que el cierre de los parkings privados

Los viandantes tomaron ayer posesión de la avenida Maisonnave, despejada de coches y autobuses como anticipo de la peatonalización que pretende llevar a cabo el Ayuntamiento en 2018.

Desde las 9.00 y hasta las 23.00 horas, la principal arteria comercial de la ciudad estuvo cortada al tráfico. Solo se habilitó un pequeño carril de acceso al aparcamiento ubicado junto a El Corte Inglés de Federico Soto. Los privados quedaron inutilizados durante toda la jornada.

No era la primera vez que se veía la sorprendente estampa de Maisonnave sin coches, sino la segunda. Pero sí fue la más impactante, ya que en la ocasión anterior, los vehículos fueron sustituidos por decenas de puestos de comercios, que celebraron allí una feria solidaria. Ayer, sin embargo, la avenida entera era para los peatones y no dudaron en aprovechar la ocasión.

Desde primera hora la calzada se llenó de niños jugando sin peligro, personas paseando a sus perros e incluso algunos jóvenes en bicicleta. Mientras, a ambos lados, se desarrollaba una mañana normal de compras.

El corte de la avenida tenía un objetivo. Además de reforzar los valores de la Semana de la Movilidad, el Ayuntamiento utilizó la jornada como prueba para medir el impacto de la futura peatonalización de Maisonnave, prevista para 2018.

Lo más complicado, según explicó después el concejal de Movilidad, Fernando Marcos, fue el desvío de las siete líneas de autobús que pasan por Maisonnave (03, 05, 12, 21, 22, 23 y 24). Mucha gente desconocía el corte de tráfico y andaba algo desorientada, aunque la Concejalía había instalado un stand de información sobre la posibilidad de recargar la tarjeta Mobilis en los parquímetros y muchos acudieron a preguntar allí.

Respecto al tráfico, apenas se produjeron incidencias. El flujo se recondujo de manera natural hacia otras vías, sin que se produjesen atascos, según expuso Marcos. «Ha habido algo más de concentración en el carril que se ha habilitado para entrar al parking de El Corte Inglés, pero tampoco mucha», indicó.

«Al principio a la gente le costaba ir por la calzada, les daba como miedo», apuntó el edil, «pero poco a poco se fueron soltando y fueron muchos los que nos han dicho que la iniciativa les había gustado», añadió.

Cuando se peatonalice definitivamente, habrá que buscar una solución para permitir el acceso a los aparcamientos privados. «Ya tenemos otras zonas peatonales en las que se han habilitado vías de acceso restringido, con mandos, y con velocidad reducida», explica Marcos. Existen media docena de estos aparcamientos a lo largo de la avenida Maisonnave.