Las Provincias

El Gobierno conectará las desaladoras de Aguamarga con el embalse de Crevillent

Detalle de una de las dos plantas desaladoras de agua de mar que hay en la partida alicantina de Aguamarga.
Detalle de una de las dos plantas desaladoras de agua de mar que hay en la partida alicantina de Aguamarga. / Carlos Rodríguez / AGM
  • Invertirá 7,6 millones de euros y permitirá, dentro de la prórroga del decreto de sequía, garantizar el abastecimiento a 25.000 habitantes del Vinalopó

Una de las obras estrella que ayer aprobó el Gobierno en funciones de España, a propuesta del Ministerio de Agricultura para garantizar el abastecimiento de la población ante la severa sequía de los dos últimos años, tiene que ver con las desaladoras de agua de mar de Alicante I y II de Alicante, situadas en la partida de Aguamarga. El Consejo de Ministros dio vía libre a la conexión entre el depósito regulador de dichas desaladoras con las tomas de Crevillent y su embalse. La actuación, dentro de la prórroga del decreto de sequía que tendrá vigencia hasta octubre del año 2017, es de emergencia y supone invertir 7,6 millones de euros con el fin de evitar cortes a una población de 25.000 personas de una parte de Crevillent y de Elche, así como a la totalidad de Aspe, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes.

Esta actuación permitirá que municipios abastecidos por la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, que suministra agua potable a 80 ayuntamientos de las provincias de Albacete, Alicante y Murcia con una población total abastecida de 2,5 millones de habitantes, puedan conectarse con el sistema de distribución de la desaladora de Alicante, «colaborando en la garantía de suministro de cara al próximo año hidrológico dada la escasez de los recursos de las fuentes tradicionales». Se refiere el Ministerio al río Taibilla y al Acueducto Tajo-Segura, sujeto desde hace un año a la aplicación de un memorándum que va a recortar progresivamente los caudales disponibles.

Las obras aprobadas ayer en el Consejo de Ministros consisten en una conducción de 5,5 km de longitud y 600 milímetros de diámetro que parten desde el depósito regulador Aguamarga y mediante una elevación transportará hasta una capacidad máxima de 400 litros por segundo hasta el paraje de la Solaneta, junto al embalse de Crevillent, donde se instalará un nuevo depósito de 3.600 metros cúbicos de capacidad.

Interconexión

Es desde este depósito regulador desde donde se alimentará, según el Ministerio, a las tomas de agua potable de la totalidad de la población de Aspe, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes y parte de la población de Crevillent y Elche. «Se incluye una interconexión entre las dos desaladoras de Alicante para aprovechar al máximo la capacidad disponible de cada una de ellas con relación con la zona abastecida en la actualidad», añade el Ministerio.

La idea es que se facilite el transporte de hasta 10 hectómetros cúbicos al año de agua producida en las desaladoras de Aguamarga hasta Crevillent para garantizar el abastecimiento de esa parte del Medio y Baix Vinalopó. La zona beneficiaria de la obra de emergencia suministra actualmente a 25.000 personas, pero el Ministerio prevé una prolongación futura para abastecer al resto del municipio de Crevillent, lo que elevaría el caudal a 3 hectómetros cúbicos al año y llegar a una población real de unos 50.000 habitantes.

A esta importante y costosa obra de ingeniería se refirió tras el Consejo de Ministros la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, tras prorrogar por un año los dos reales decretos con los que se declaró en mayo de 2015 la situación de sequía en las cuencas del Júcar y Segura y que tenían vigencia hasta el 30 de septiembre, fin del año hidrológico. Ahora se prorroga hasta 2017. ««Esta obra permite incrementar la capacidad de producción de las desaladoras Alicante 1 y Alicante 2 para producir entre 12 y 14 hectómetros cúbicos al año adicionales». «Se conseguirá incrementar la capacidad de la red de salida de agua en ambas instalaciones, permitiendo conectar con estas infraestructuras a poblaciones de la provincia de Alicante», añadió Sáenz de Santamaría.