Imagen de la consellera de Sanitat.
Imagen de la consellera de Sanitat. / EFE

Montón muestra su «satisfacción» por la inadmisión del recurso sobre becas

  • También ha manifestado que «estamos trabajando por dar una salida a los estudiantes de las universidades privadas que ya habían iniciado sus estudios antes del curso 2016-2017»

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha mostrado hoy su "satisfacción" por la inadmisión del recurso presentado por la Universidad Católica contra las becas de no abandono y el levantamiento de la suspensión cautelar.

La consellera ha hecho estas declaraciones sobre la inadmisión por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana del recurso de la Universidad Católica de Valencia contra la decisión de la Generalitat de limitar a sus alumnos las prácticas en hospitales públicos, según fuentes de la Conselleria.

"Estamos absolutamente convencidos de la obligación que tenemos de ordenar las prácticas de ciencias de la salud, por la obligación de la Administración de cumplir con la legislación vigente y de ofrecer a los alumnos la mejor calidad en su formación", ha afirmado Montón.

Asimismo, la consellera ha recordado que los funcionarios del sistema sanitario público no pueden atender actividades privadas durante su horario de trabajo habitual en el centro sanitario en el que trabajan, puesto que ello no se ajusta a la ley 53/1984 de Incompatibilidades del Personal al servicio de las Administraciones Públicas.

Además, ha destacado que el Real Decreto 420/2015 obliga a regular las prácticas para adaptarlas a un nuevo marco normativo, ya que la norma establece que un hospital universitario tendrá que estar vinculado por concierto o convenio a una sola universidad para impartir una misma titulación.

"En todo caso, por responsabilidad, estamos trabajando por dar una salida a los estudiantes de las universidades privadas que ya habían iniciado sus estudios en ciencias de la salud antes del curso 2016-2017", ha asegurado la consellera de Sanidad, para quien "ni ellos ni sus familias deben pagar por las irregularidades cometidas durante años".

Por ello, ha considerado que "todos los estudiantes de ciencias de la salud, de las universidades públicas y de las privadas, presentes y futuros, se merecen esta reordenación del sistema de prácticas, que les aporta la calidad en la formación y la seguridad jurídica que corresponde".

"Pero también los profesionales sanitarios, como tutores de esas prácticas, y el conjunto del sistema sanitario", ha concluido.