Las Provincias

Amenazan con llevar el modelo a los tribunales si no se retira

El portavoz autonómico de Ciudadanos (C's), Fernando Giner, exigió al conseller de Educación, Vicent Marzà, que «dé marcha atrás en su nuevo modelo de enseñanza plurilingüe», y ha anunciado que, de no hacerlo, recurrirán al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Giner aseguró que el borrador «supone que el alumno y los centros que escojan como lengua vehicular el castellano se verán perjudicados por la imposibilidad de acceder al nivel avanzado de inglés». Anunció que están estudiando el borrador y en el caso de que Marzà no rectifique, C's se plantea elevar la cuestión al TSJCV, pues, a su juicio, «el centro de gravedad de este modelo es, sin duda, el ocultar la inmersión lingüística de Marzà» y eso no lo van a «permitir». El portavoz autonómico de Ciudadanos aseguró que los padres y los centros «están bajo la amenaza continua de Marzà, que ahora utiliza algo tan esencial como el aprendizaje del inglés para imponer su modelo de inmersión». El PP ya anunció que estudia medidas legales para impugnarlo cuando sea aprobado.

Por otra parte, el pleno de Les Corts rechazó ayer, con los votos en contra del PSPV, Compromís y Podemos y a favor de Ciudadanos y PP, tramitar una proposición de ley del Pacto Educativo de la Comunitat presentada por los 'populares', que calificaron de «triste» que una semana después de que el presidente, Ximo Puig, propusiera un pacto por la educación «el principal grupo de la oposición se lo ofrece y los grupos que respaldan al gobierno se lo niegan».