Las Provincias

El abandono escolar de alumnos en la pobreza se agudiza en la Comunitat

Una menor camina por un asentamiento.
Una menor camina por un asentamiento. / S. V. / REUTERS
  • Un informe de Save the Children advierte de que existen fuertes desigualdades pese a los nuevos programas como Xarxa Llibres o las aulas de 2 años ya que todavía no tienen impacto

El abandono escolar de alumnos de familias en la pobreza se ha agudizado en la Comunitat en los últimos años con la crisis. Un informe de Save the Children da la voz de alerta ante las «fuertes» desigualdades de oportunidades para el acceso y la promoción del éxito escolar entre aquellos estudiantes con un nivel socioeconómico bajo. La segregación, además, se ha acentuado al «excluir a determinados colectivos de muchas escuelas concertadas», caso de los extranjeros. Aunque el Consell ha puesto en marcha programas como Xarxa Llibres y las aulas experimentales de 2 años, estos acaban de empezar y aun no se pueda visualizar su impacto.

El estudio de la ONG, bajo el título 'Necesita mejorar', muestra que «el origen socioeconómico es ahora más determinante» y advierte de que el 43% los niños del quintil más pobre de la población española (20%) abandona prematuramente sus estudios en 2015 frente al 20% de la tasa media española. Unas cifras que según Rodrigo Hernández, delegado de Save the Children en la Comunitat, se podrían trasladar al caso de la autonomía, teniendo en cuenta que el porcentajes de niños en situación de pobreza o de exclusión social es del 40% en la región, cuatro puntos más elevados que la media del país.

Tres de cada diez de los alumnos abandonan prematuramente los estudios en la Comunitat, una tasa mayor que la media del país y tres de cada diez no finalizaron la ESO en 2014. También es una de las autonomías que, según el informe, invierte en educación menos por alumnos que la media estatal. Por contra, el gasto de los hogares en enseñanza ha aumentado en un 39,7%.

La entidad ha analizado diferentes apartados como el sistema de becas o la escolarización de los niños de 0 a 3 años, que se considera la infancia «más vulnerable». Respecto a las ayudas, como recomendaciones instan a la Generalitat a garantizar que la concesión del pago de todas las becas se realice con anterioridad al inicio de curso y recuerda que «no son los niños y niñas de familias en peor situación los que se benefician de las plazas en educación de 0 a 3 en la Comunitat».

Las aulas de 2 años en colegios públicos que se han puesto en marcha todavía son muy pocas frente a la demanda real. «Aunque se están dando pasos en la buena dirección todavía queda mucho por hacer para lograr un acceso en igualdad», afirmó Hernández, quien señaló que a corto plazo no puede tener impacto pese a que puede ser un elemento a futuro positivo.

En el caso del programa Xarxa Llibres para crear bancos de libros ocurre lo mismo y han comprobado a través de entrevistas que puede haber alumnos que no se estén beneficiando, caso de la concertada. Otro ejemplo son las actividades extraescolares, con diferentes accesos entre familias de distinto poder adquisitivo, para lo recomiendan una inversión pública adecuada.