Las Provincias

Solo el 3% de los docentes están capacitados para dar clase en lengua extranjera

fotogalería

El conseller Vicent Marzà y el secretario autonómico Miguel Soler, ayer en Alicante. / A. Domínguez

  • Educación quiere que antes de Navidades esté aprobado el decreto de plurilingüismo y las plantillas formadas previas a la escolarización de los alumnos

La Conselleria de Educación quiere que antes de estas Navidades esté aprobado el decreto de plurilingüismo para que las plantillas en los colegios estén formadas cuando comience el proceso de escolarización el próximo curso, y las familias puedan saber qué nivel tiene su centro.

El conseller Vicent Marzà y el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, presentaron ayer el borrador del futuro programa plurilingüe, que ya ha provocado otra guerra con el PP, y que apostará por la formación del profesorado, un punto clave y el más débil que ahora mismo tiene el sistema educativo. Menos de un 3% del conjunto de los docentes de la Comunitat -sin contar los especialistas, que tienen «suficiencia pedagógica» para dar la clase- están ahora mismo capacitados para dar clase en lengua extranjera a pesar del «esfuerzo» que han realizado.

Sin embargo, el conseller se mostró convencido de que con la formación potente que se va a ofertar, -la puesta en marcha de centros especializados para acreditarlos y asesores en plurilingüismo- se solucionará este handicap teniendo en cuenta que la aplicación del decreto será gradual y el próximo curso se empezará en Infantil de 3 años y en las aulas experimentales de 2 años. «No solo queremos que aprendan la lengua, también que aprendan a enseñarlo», insistió. Además del centro especializado de Alzira, habrá uno en Elche y se duplicarán las plantillas de formación. También se ha previsto la creación de un espacio de comunicación oral en cada centro.

El Programa Plurilingüe Dinámico que ha preparado el Consell en base a un informe de especialistas de universidades públicas -hoy se debatirá con las familias- se aplicará desde Infantil a Bachillerato y cuenta con seis niveles (Básico 1, Básico 2, Intermedio 1, Intermedio 2, Avanzado 1 y Avanzado 2). Cada colegio e instituto decidirá en consejo escolar qué peso de castellano, valenciano e inglés quiere impartir. «Nosotros no imponemos», insistió Marzà, quien apuntó que, actualmente, el 70% de los centros de la Comunitat estarían en un Intermedio I o entre Básico 1 y 2, no llega a un 30% entre intermedio 2 y Avanzado 1, y ninguno en Avanzado II. Este último es el nivel óptimo que -a juicio del titular- deberían optar todos los centros con el tiempo.

El programa está diseñado para que la nueva línea plurilingüe se adapte al contexto sociolingüístico y a la realidad de cada comunidad educativa, por lo que podría haber alumnado que termine con un nivel de formación distinto y no todos consigan el B1 y el Mitjà al acabar Bachillerato.

Marzà afirmó que el decreto está pensado para que sea realista y «pensamos que el incentivo es el certificado», por lo que se mostró convencido de que los centros buscarán mejorar en su nivel de los dos idiomas oficiales y la lengua extranjera, ya que se podría generar una «competitividad sana» entre colegios.

Sobre la exención

Por otra parte, el conseller negó que el Consell tenga intención de eliminar o modificar la actual ley educativa que permite la exención del estudio del valenciano en las zonas castellano parlantes de la Comunitat. «Un decreto no puede cambiar una ley y, de momento, no hay intención de modificarla porque tiene el máximo consenso», añadió.