Las Provincias

José Manuel Roca, nuevo entrenador del Orihuela.
José Manuel Roca, nuevo entrenador del Orihuela. / A.A.

ORIHUELA CF

«Quiero jugar más directo en ataque»

  • José Manuel Roca, Entrenador del Orihuela

  • El nuevo preparador del equipo amarillo asegura en su primer entrenamiento que el club «tiene un prestigio que defender»

José Manuel Roca vuelve a la que fue su casa durante años como guardameta. El nuevo técnico del Orihuela toma las riendas del equipo tras el cese de Miguel Ángel Nicolás y aspira a dar un cambio de aires a la plantilla. El técnico, natural de Orihuela, asume este nuevo rol en el club tras dirigir a equipos de Primera y Segunda División en Grecia. En su primer entrenamiento fue directo con los jugadores: quiere presión arriba y juego de ataque de cara a la portería sin contemplaciones.

- ¿Le hace ilusión volver al Orihuela, que es el equipo de su ciudad natal?

- Tomo el proyecto como algo personal porque realmente siempre he seguido al Orihuela. Todo lo que he podido aportar lo he dado. He trabajado con las bases y siempre he estado relacionado con el club en todo lo que he podido ayudar, antes como jugador y ahora todavía más como entrenador.

- ¿A qué se ha dedicado desde que cerró su última etapa en Grecia como técnico?

- He realizado trabajos de ojeador para equipos extranjeros. He estado mirando jugadores para equipos belgas o griegos, incluso ingleses. Tengo un amigo entrenador en Bélgica al que le he enviado varios informes de muchos jugadores de Segunda División B.

- ¿Qué balance puede hacer de su etapa futbolística en Grecia?

- Allí estuve cinco años como jugador en un equipo de Primera División y luego en Segunda, donde pasé de jugador a entrenador. Con este equipo me fue bien y luego fiché en Primera con un conjunto con el que había estado. Allí tuve como jugador a José María Cases. Tener allí a un primo con el que había compartido vestuario y pasar a dirigirle fue algo complicado.

- ¿Solo coincidió con el capitán Fleky en su anterior etapa como jugador en el Orihuela?

- Sí, Fleky subía y bajaba del filial, es al que más conozco.

- ¿Conoce a los demás miembros de la plantilla?

- A los jugadores los conozco de haberlos visto jugar. Primero estuve fijándome en pretemporada y luego he visto algunos partidos en Los Arcos, como el pasado domingo frente al Elche Ilicitano. Tengo una idea de lo que puede dar cada uno, aunque eso se hace poco a poco. Esto no es matemático pero sí que hay que hacer un bloque y a partir de ahí, trabajarlo.

- Ha trabajado mucho la presión en el entrenamiento, ¿cómo le gusta que juegue su equipo?

- Si, en principio me gusta que se presione arriba. Dentro de las posibilidades que tengamos lo vamos a hacer.

- ¿Qué juego de ataque prefiere?

- Me gusta ser bastante directo en el ataque. Esto es lo que me funcionó allí donde éramos equipos con posesión de balón, pero siempre eliminando líneas sin hacer basculaciones a banda que te las resuelva el rival. Intentamos que el juego sea vertical y que haya una evolución. Cuando se pueda hay que ser vertical porque hay que insistir en llegar a portería.

- ¿Cambia mucho el planteamiento en el Grupo VI de la Tercera División?

- Está claro que en Primera División hay otras condiciones. Hay que adaptarse a la situación que tenemos, el primero debo ser yo. Hay que saber a qué jugamos y qué tipo de fútbol hacemos. Primero está mi filosofía pero luego está el rival y los campos que visitemos.

- ¿Considera que hay bastante margen de mejora en el equipo?

- Tenemos un margen, pero la competición está ahí y no tenemos tiempo de entrenar otro tipo de cosas. Se va a hacer un trabajo que se podrá ver más a largo plazo. El fruto inmediato es trabajar cinco cosas más básicas porque cada jornada hay partido.

- ¿Nota una mejora estructural en el Orihuela?

- Sí que veo que el club se está esmerando en hacer las condiciones lo más profesionales posibles, tanto en la estructura como en cuanto a jugadores y en los pagos. Esto se agradece porque Orihuela es una ciudad futbolera y un referente dentro de nuestra zona. Por eso veo que tenemos que darle lo máximo cada uno en su faceta. El club tiene un prestigio importante y debe mantener la calma, se debe seguir una línea de trabajo.

- ¿Qué le pasa al Orihuela en las últimas temporadas que no acaba de acercarse a la promoción?

- En principio de plantilla vamos bien, solo hay que trabajarla. No se puede decir que es un problema psicológico porque los jugadores han cambiado. Hay que saber a qué se juega, que es mi labor y que todos juguemos a una misma cosa. El año anterior no tiene por qué guardar relación con este, porque se ha cambiado de entrenador y de jugadores.