Las Provincias

Instalarán contenedores con llave electrónica que permitirán premiar a quienes reciclan

Varias personas usan la llave electrónica para acceder a un contenedor de materia orgánica en la localidad guipuzcoana de Beasain
Varias personas usan la llave electrónica para acceder a un contenedor de materia orgánica en la localidad guipuzcoana de Beasain / LV
  • Limpieza quiere implantar reducciones en la tasa de basura a los que colaboren en la separación de la materia orgánica y el compostaje

La Concejalía de medio Ambiente y Limpieza ultima la puesta en marcha del sistema de recogida selectiva de materia orgánica. Ayer mismo se abrieron las plicas de las ofertas de cuatro mercantiles para contratar por 161.000 euros la instalación de diversos puntos de compostaje en la ciudad. Y antes de que acabe el año se instalarán tanto estos contenedores como los primeros de reciclaje de materia orgánica.

Una de las características más llamativas del nuevo sistema es que Limpieza pretende instalar en los nuevos contenedores un sistema de llave electrónica, que ya se utiliza en otros países europeos y se está implantando también en Pamplona y el País Vasco. Se trata de un dispositivo que solo permite abrir los contenedores a los poseedores de la llave electrónica y que además sirve para registrar quién y cuándo abre estos receptáculos.

Su implantación aporta ventajas en varios sentidos. Por un lado, permite implantar el sistema de reciclaje de materia orgánica y de compost de manera paulatina, para que los ciudadanos se vaya acostumbrando a él y lo usen bien.

«En Pamplona lo han hecho a través de una red de voluntarios que se inscriben para pedir uno de estos contenedores en la zona en la que viven», explica el concejal de Limpieza, Víctor Domínguez. Así, el Ayuntamiento puede controlar mucho mejor el uso correcto de estos contenedores y «evitar las tentaciones de otros vecinos de tirar en ellos otros residuos», añade.

Además, como el contenedor registrará cuándo y cuánto lo usa cada vecino o negocio, servirá para establecer una serie de incentivos a quienes más y mejor reciclen.

«La idea es aplicar descuentos en la tasa de basuras a los ciudadanos más comprometidos, aunque todavía tenemos que estudiarlo bien con Hacienda», expone Domínguez. Señala que este sistema de incentivos ya se aplica en otras ciudades y que es rentable en la medida en la que cuanto más y mejor se recicla más se abarata el sistema de recogida y tratamiento de residuos.

Billetes de autobús

Pero las ventajas pueden ir no solo en la línea de la reducción de tasas, sino también de otros beneficios como «por ejemplo, viajes de autobús gratis», apunta el concejal.

Estos incentivos seguramente incrementarían considerablemente la colaboración ciudadana en la gestión de los residuos.

Víctor Domínguez y varios técnicos, se reunieron ayer con representantes de la empresa Emxys, ubicada en el polígono industrial de Elche, que se dedica a fabricar estas llaves, para conocer mejor el sistema. La empresa se comprometió a elaborar un presupuesto y trasladárselo al Ayuntamiento.

En un principio, se instalará en los contenedores de materia orgánica (el llamado quinto contenedor) y en las islas de compostaje. Los primeros se ubicarán prioritariamente en puntos de concentración de grandes generadores de residuos (hostelería). Los segundos en zonas rurales y huertos urbanos.

Más adelante, es posible que este sistema de llave electrónica se use también para determinados contenedores grises (los de restos).

«Nos puede servir en zonas conflictivas para mejorar el control», apunta Domínguez, ya que «registra la hora de uso y evitaría malas prácticas, como tirar la basura fuera del horario establecido», ya que quien lo hiciese sería descubierto de inmediato.

Los primeros contenedores de materia orgánica y puntos de compostaje se van a instalar en la ciudad antes de que acabe el año. El objetivo de Limpieza es que antes de que acabe la legislatura se hayan extendido, poco a poco, por toda la ciudad.