Las Provincias

Un coche patrulla de la Policía cerca del Ayuntamiento.
Un coche patrulla de la Policía cerca del Ayuntamiento. / C.M.A.

Dolón dice que no se pueden regular 100 empleos por falta de presupuesto

  • El alcalde dice que hay un requerimiento de Trabajo para ordenar la plantilla y acusa al PP de «haber practicado durante años el enchufismo»

El alcalde, José Manuel Dolón, compareció ayer para dar cuenta de algunas de las consecuencias que tiene el no haber podido el pentapartito sacar el pasado viernes en Pleno los presupuestos de este año por el voto negativo de populares y las dos representantes de Ciudadanos.

El primer edil dijo que una de las que urgen más es la regularización de hasta un centenar de puestos de trabajo del personal municipal, que iba ligada al documentos económico «y que no se podrá sacar adelante por esa negativa de ambos partidos a apoyarlos», idea que se quería llevar a cabo cuanto antes, precisó, porque sobre el Ayuntamiento pesan las advertencias de la Inspección de Trabajo para abordarlas y no verse abocado el Consistorio a sufrir multas.

Dolón añadió que esta ha conminado a la regularización de la plantilla municipal sobre todo de contratos «que se encontraban en fraude de ley por haber adquirido los titulares la condición de indefinidos no fijos, como consecuencia de no haber respetado la legislación laboral y el Estatuto del Funcionariado Público». Este hecho se lo reprochó al Partido Popular «porque utilizó de forma masiva el enchufismo para la colocación de un gran número de personal laboral municipal usando el fraude de ley como mecanismo habitual para este tipo de contratación a dedo, tal y como consta en el requerimiento de la Inspección de Trabajo». El mandatario municipal fue más allá en las críticas a sus antecesores en la gestión municipal y explicó que el procedimiento era «sencillo». Así dijo que se formalizaba el contrato temporal, utilizando algún examen o prueba de acceso y se prorrogaba hasta el máximo tiempo permitido. «Una vez agotado ese periodo y con el informe en contra de los técnicos municipales advirtiendo que no se podían producir nuevas prórrogas, ya que en caso contrario el trabajador adquiriría la condición de fijo de forma absolutamente irregular, el político responsable hacía caso omiso y el trabajador adquiría la condición de funcionario municipal», aclaró el alcalde, situación que Trabajo quiere se reordene y que esos puestos no sean fijos sino indefinidos o con la catalogación de personal laboral.

Esta situación es la que el primer edil ve como causa de la demora en que el departamento de Recursos Humanos haya tardado en modificar la plantilla y también en la elaboración del propio presupuesto por falta de personal cualificado. Asimismo dijo que el Ayuntamiento deberá afrontar una sanción superior a los seis mil euros en caso de que no se haga la modificación conforme al personal del Consistorio.

Dolón ligó asimismo el bloqueo al presupuesto a que tampoco se ha aprobado la Oferta Pública de Empleo, lo que va a impedir que se puedan crear cinco plazas que el alcalde calificó de esenciales con dos puestos en Contratación para paliar «la precariedad en la que se encuentra este servicio, con más de 350 contratos en tramitación, sin resolver, desde 2008». De igual forma conllevaba cubrir dos plazas de profesores en el Conservatorio lo que dijo puede implicar que este baje de categoría «o cerrar sus puertas pero trabajamos para que esto no ocurra» y otra en Patrimonio «que también tiene colapso administrativo». Por último recordó que el Gobierno ya tumbó la OPE del año pasado al entender que vulneraba la Ley de Racionalización de las Administraciones Locales que conllevaba creación de puestos de conserjes o peones «con lo cual el PP impide la creación de empleo», zanjó el alcalde.