Las Provincias

Cae una red que creó falsas empresas de transporte para robar mercancía

Dos agentes en el registro de la nave de Tarragona en la que la banda almacenaba la mercancía robada.
Dos agentes en el registro de la nave de Tarragona en la que la banda almacenaba la mercancía robada. / CNP
  • La Policía Nacional desarticula un entramado delictivo al que atribuyen 13 golpes en 6 provincias tras una operación conjunta de las brigadas de Alicante y Tortosa que se salda con 5 detenidos

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas por su presunta relación con un entramado criminal que está acusado de apropiarse de mercancías valoradas en un millón de euros a través de una red de empresas ficticias especializadas en el transporte logístico con las que conseguían trabajos como transportistas. Una vez tenía en su poder los artículos, los trasladaban hasta una nave industrial en Tarragona, en donde ocultaron mercancía por valor de casi un millón de euros. Se le imputan delitos de pertenencia a organización criminal, falsedad documental y estafa.

La operación se llevó a cabo de manera conjunta entre las Brigadas de Policía Judicial de Alicante y Tortosa. La Policía Nacional tuvo conocimiento de la existencia de un entramado criminal que podría estar dedicándose al almacenamiento y venta de todo tipo productos sustraídos, motivo por el que se estableció un dispositivo en torno a dos ciudadanos de origen búlgaro, que eran los supuestos responsables del almacenamiento de los efectos sustraídos, según informaron fuentes próximas a la investigación.

Fruto del dispositivo, se logró localizar en Tarragona la nave industrial que utilizaban a modo de almacén para ocultar la mercancía de la que se apoderaban, así como localizar y detener a cinco de los integrantes de la banda.

El entramado creaba empresas ficticias o suplantaba la razón social de importantes sociedades en el sector del transporte de mercancías, para así, registrarse en diversas plataformas virtuales especializadas en esa parcela en donde prestaban sus servicios.

Una vez captaban a los clientes, la organización enviaba a conductores, que en realidad eran integrantes del grupo criminal, a recoger la mercancía, aportando al distribuidor únicamente la matrícula del tráiler. Cuando tenían la carga en su poder, estos desviaban el sentido de la marcha hasta Tarragona, en donde almacenaban los artículos sustraídos para darle salida a través del mercado negro.

Para dificultar su localización y evitar ser descubiertos por la Policía, cambiaban las matrículas de sus transportes constantemente.

En la operación se llevaron a cabo dos registros, uno en el domicilio de los principales responsables del entramado y otro en la nave industrial, en donde se intervino documentación relativa a los trabajos encomendados por diversas plataformas del sector transportes, 32 placas de matrículas búlgaras, así como, ropa y productos de alimentación por un valor cercano al millón de euros.

Las matrículas recuperadas tenían en vigor varios señalamientos por estar involucradas en varios delitos de estafa.

Suplantaban identidades

A los detenidos se les intervino diferentes cartas de identidad y permisos de conducir falsificados procedentes de Bulgaria, los cuales eran utilizados de manera esporádica para llevar a cabo sus estafas, dificultando así la labor de los investigadores.

La operación culminó el pasado 23 de agosto con la detención de cinco integrantes del entramado y el esclarecimiento, hasta el momento, de 13 hechos delictivos cometidos en las ciudades de Madrid, Barcelona, Murcia, Valencia, Sevilla y Badajoz. Además los agentes pudieron esclarecer otro delito que se perpetró en Francia.

Los detenidos, cuatro hombres y una mujer, todos ellos de nacionalidad búlgara, y con edades comprendidas entre los 27 y los 60 años, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Tortosa, quien ordenó el ingreso en prisión para dos de los miembros de la banda y dejó en libertad con cargos a los otros tres.