Las Provincias

El Síndic de Greuges pide informe del 'Pascual Flores' y la Casa del Pueblo

  • El concejal del Partido Popular censuró la actitud de del gobierno local de 'reyes de la transparencia' cuando hay instituciones como el Síndic «que les da un tirón de orejas»

El concejal del PP Eduardo Gil anunció ayer que el Síndico de Greuges ha reclamado al Ayuntamiento informe sobre el estado en el que se encuentran las certificaciones de navegación, salvamento y radiobaliza del pailebote 'Pascual Flores', así como sobre los expedientes de licencia de apertura de la conocida como Casa del Pueblo y la sede del sindicato de Comisiones Obreras.

Estas reclamaciones son el resultado de que el equipo de gobierno no haya dado acceso al popular a los expedientes «tal y como les solicité de manera completamente correcta, interpuse una queja por vulneración del derecho fundamental a la participación política ante las trabas e impedimentos injustificables a la labor fiscalizadora de los concejales de la oposición», aseguró al tiempo que añadió que es algo que se repite con sus compañeros.

Eduardo Gil destacó que en el caso del 'Pascual Flores' se le dio acceso a la documentación en el área de Infraestructuras «pero mi sorpresa fue que el jefe del departamento me informó que no tenía la documentación solicitada», cosa que fue puesta en conocimiento del alcalde sin obtener respuesta. En relación al acceso a los expedientes de licencia de apertura de la Casa del Pueblo y sede de Comisiones Obreras dijo que «el pentapartito no ha dicho ni una sola palabra sobre este tema» Ante esto indicó que «cada día se confirman más las sospechas de que Torrevieja sufre cierres de instalaciones públicas de manera indiscriminada y que no les faltaba razón en la sensación de que persecución que han sufrido muchos empresarios locales cuya actividad la han desarrollado de manera siempre ejemplar».

El concejal del Partido Popular censuró la actitud de del gobierno local de 'reyes de la transparencia' cuando hay instituciones como el Síndic «que les da un tirón de orejas».