Las Provincias

La negativa de PP y C's obliga a Dolón a renunciar a municipalizar la basura

José Manuel Dolón, en su comparecencia.
José Manuel Dolón, en su comparecencia. / A.T.
  • El alcalde acusa a los dos grupos de la oposición de «perjudicar» a muchos vecinos con su no al presupuesto que preveía una inversión de 6,1 millones para este año

La municipalización del servicio de recogida de basura de Torrevieja anunciada como proyecto estrella del equipo de gobierno se fue al traste el pasado viernes con la negativa de PP y Ciudadanos al proyecto de presupuestos presentado por los responsables municipales. Así lo anunció ayer el alcalde, José Manuel Dolón, quien renunció a seguir adelante con un proceso iniciado en abril con la decisión del Pleno de que la gestión de la basura se realice de forma directa y no solo eso, sino que aseguró que una vez revocado el acuerdo se planteará de nuevo la puesta en marcha de un contrato externo «porque no podemos mantener la situación de interinidad existente en el servicio en la actualidad».

El regidor aseguró que se preveía hasta el 2018 una inversión de 20,5 millones de euros en un servicio que, a su juicio, iba a ponerse a la vanguardia no solo en la provincia de Alicante sino en toda España, en virtud a los cambios de maquinaria, de talleres e instalaciones previstos. Todo esto no es ya posible según el ecologista, quien lleva el tema personalmente, por la no aprobación del presupuesto del 2016 que contemplaba una partida de 6.135.000 euros para estos menesteres necesaria para seguir adelante en los dos próximos años con 9,5 millones de inversión en la basura en el 2017 y 4,9 millones en el 2018. «Hoy no es posible esa mejora del servicio, y los ciudadanos tendrán que pedir responsabilidades a quienes votaron que no», repitió el primer edil quien al mismo tiempo aseguró que se va a estudiar la posibilidad de exigir responsabilidades a los concejales que impidieron poner en marcha la que el equipo de gobierno pretendía que fuera la base de su política, «sin recortes», indicó Dolón, en otros servicios.

Asimismo aseguró que el municipio no podrá contar con un «ahorro sustancial» que dijo que habría permitido la municipalización, «cuantificado por Intervención» y que se «perderá dinero con un servicio más caro y menos eficiente». En este sentido aseguró que Torrevieja gasta 19 millones de euros al año en la recogida de basura «y no hay nada más que ver cómo está el pueblo, que brillar no brilla», cosa que para el regidor debería ocurrir «si queremos ser un referente turístico».

A todo esto añadió que las consecuencias de que no se cuente con presupuesto para este año serán «un perjuicio importante en la prestación de servicios para muchas personas, para muchos trabajadores y para muchos colectivos», y aseguró que si su proyecto de presupuestos «no tiene nada escondido, no hay ni una partida que pueda ser objeto de discusión porque toda la inversión va a los servicios esenciales y las necesidades básicas de la ciudad. Así relató la necesidad de personal, material para la Policía Local, para participación ciudadana o para parques y jardines.

Diálogo con trabajadores

Con respecto a los trabajadores de la basura y la limpieza viaria el primer edil dijo que mantendrá la línea abierta con los trabajadores, a quienes tiene previsto convocar en asamblea apara explicarles una situación «que creo que van a entender, como la entiende cualquier persona», al tiempo que calificó de «obstrucción» la política que hace la oposición».