Terrenos quemados en Xàbia.
Terrenos quemados en Xàbia. / EFE

La Generalitat identificará a los dueños de los terrenos de Xàbia y Bolulla

  • El objetivo es hacer una primera valoración o estimación de los daños en materia agrícola o forestal y tras este proceso se pondrá en marcha un decreto de ayudas

La Generalitat Valenciana ha comenzado a trabajar, junto con los alcaldes de los municipios afectados por los incendios declarados a principios de septiembre en los términos municipales de Xàbia y Bolulla, para identificar a los propietarios de los terrenos quemados y hacer una primera valoración o estimación de los daños en materia agrícola o forestal.

Así lo ha anunciado este miércoles el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien se ha reunido con los alcaldes de los municipios de las comarcas de la Marina Baixa y la Marina Alta afectados por los incendios forestales de este verano. La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, que ha asistido al encuentro, ha concretado que todas las actuaciones necesarias se desarrollarán a partir de la creación de las mesas de concertación.

Según la Generalitat, en primer lugar, se ha comenzado a trabajar junto a los alcaldes de los municipios afectados, para identificar a los propietarios de los terrenos quemados, para, posteriormente, realizar "una primera valoración o estimación de los daños", tanto en materia forestal, como en materia agrícola.

En segundo lugar, Puig ha anunciado que se pondrá en marcha un decreto de ayudas, con cargo al fondo de contingencia, cuando se disponga de la valoración oficial de los daños. En los próximos dos meses la Generalitat pondrá en marcha las dos mesas de concertación de los incendios, en colaboración con agentes sociales y medioambientales de las comarcas afectadas.

Los participantes en las mesas de concertación serán los encargados de decidir el tipo de actuaciones que se pueden realizar y si es necesario priorizar las actuaciones en determinadas zonas.

Zonas diferentes

El jefe del Consell también ha señalado que los incendios de Bolulla y Jávea, a pesar de encontrarse en la misma zona geográfica, son fuegos de características "diferentes". Por tanto, ha remarcado que será "muy importante" trabajar junto a los propietarios de las zonas forestales quemadas, en el caso de Bolulla, y junto a los residentes de las zonas urbanas afectadas de Jávea.

Por otro lado, ha destacado la "buena coordinación en la extinción de los incendios, a pesar de las dificultades" y ha instado a todas las administraciones a seguir trabajando de la misma manera por la restauración del patrimonio y "para llevar adelante las actuaciones necesarias tras los incendios".

Además, Ximo Puig ha vuelto a remarcar "la magnífica respuesta" de los ciudadanos de Xàbia y, en general, de todos los habitantes de la Marina Alta y la Marina Baixa. "Los ciudadanos y ciudadanas han sido un ejemplo de solidaridad y de actitud positiva, que subraya el mejor de los atributos de los valencianos: la solidaridad", ha asegurado Puig.

Con la creación de las mesas de concertación comienza un nuevo proceso con el que "mejorar la zona y la relación entre el urbanismo y los parajes naturales que hay que preservar", según Puig, quien ha añadido que "la nueva cultura medioambiental no pasa por la precipitación, sino por la planificación" y ha mostrado su confianza en que los parajes naturales afectados por el fuego se recuperen, si se trabaja "entre todos".

Zona 'Natura 2000'

Sobre la zona afectada por el fuego en Xàbia y Benitatxell, la consellera Cebrián ha indicado que se ha "acelerado y priorizado" la tramitación de esta área de especial conservación, dentro de la zona 'Natura 2000'. Con esta medida, el Consell pretende que las iniciativas de gestión se apliquen "lo antes posible" en la Granadella para recuperar este paraje natural, por su importancia "desde el punto de vista ecológico y marino".