Las Provincias

Mónica Oltra compareciendo ante la comisión.
Mónica Oltra compareciendo ante la comisión. / EFE

Oltra desvela 6 muertes accidentales en la residencia de Carlet en cinco años

  • La vicepresidenta del Consell ha comparecido a petición propia en la comisión de Política Social tras publicarse la fotografía de un interno semidesnudo en el suelo de su habitación

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha desvelado hoy en Les Corts que en los últimos cinco años seis personas han fallecido de manera accidental en la residencia de mayores de Carlet (Valencia), según un informe sobre incidentes y hechos extraordinarios elaborado por el director de centro.

Oltra ha comparecido a petición propia en la comisión de Política Social para informar de las actuaciones en la Residencia de Personas Mayores Dependientes de Carlet -la mayor residencia pública de la Comunitat- tras publicarse la fotografía de un interno semidesnudo en el suelo de su habitación.

Según ha explicado Oltra, hubo dos suicidios (en 2011 y en 2016), una interna falleció en 2013 después de que otra la tirara por las escaleras de manera accidental; y en 2014 murieron un residente tras caer accidentalmente por las escaleras, y otra persona después de golpearse en el lavabo y que la enfermera no avisara al médico.

Además, ha relatado que una residente apareció en 2015 asfixiada con una gasa, sin que la policía judicial pudiera determinar si se trataba de un suicidio o de un homicidio compasivo.

Según Oltra, a excepción de este último caso y del suicidio de 2016, que motivó que en mayo se paralizaran los ingresos ordinarios en la residencia y desde septiembre todos, y se redujera así la ratio un 12 %, el resto de casos no se conocían, porque el Consell del PP nunca informó en Les Corts.

"No hemos podido saber incidencias de antes de 2011", salvo los encontrados en la hemeroteca, como el incendio de 2005 en el que murió una residente, porque "sistemáticamente se ha destruido la documentación" en la dirección territorial correspondiente, ha dicho Oltra, quien ha dado instrucciones para que desde ahora guarden esos documentos.

La diputada del PP María José Catalá ha calificado de "surrealista" que Oltra narre los incidentes de la época del PP, porque "no tiene sentido", y le ha acusado de permitir que durante un año hubiera 40 usuarios dependientes atendidos por una sola persona "en el buque insignia de la atención pública y directa de su Conselleria".

La residencia de Carlet, inaugurada en 1983 y que actualmente tiene 420 plazas de ocupación máxima y 199 trabajadores en plantilla, no se va a cerrar, sino que se remodelará por módulos, dentro del objetivo del Consell de "acabar con el modelo Blasco-Cotino" a ir a un modelo de proximidad y atención en el entorno familiar.

Para Oltra, la foto del interno en el suelo -que ya ha sido trasladado a otro centro a petición de la familia- muestra el efecto de "años de perversión del sistema para alimentar la opinión de que lo público es deficiente y apostar mientras tanto por lo privado".