Las Provincias

Una joven sentada en el suelo.
Una joven sentada en el suelo. / R.A.

Sanidad reorganizará los servicios de salud mental

  • El plan elaborado por la Conselleria "priorizará la atención a los problemas de la infancia y la adolescencia y a la prevención del suicidio"

La nueva Estrategia de Salud Mental de la Comunitat Valenciana se centrará en atender los trastornos mentales graves, los problemas los niños y los jóvenes y en la prevención del suicidios desde un cambio de óptica: el paso de "la reclusión" de los enfermos mentales a la integración social desde una visión integral que contemple la prevención, detección precoz, tratamiento y recuperación.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, ha presentado este martes este plan con el que "se salda una deuda" porque la Salud Mental fue "la gran olvidada" por los Gobiernos del PP. El último plan data de 2001.

La nueva estrategia persigue una reestructuración de los recursos, trabajando "muy estrechamente" con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y las Diputaciones, y tiene una dotación presupuestaria anual de 219 millones hasta 2020, cuando se contará con 61 nuevos profesionales.

El nuevo plan tiene cinco líneas estratégicas: la promoción de la salud mental y prevención de los trastornos mentales; la atención a las personas con problemas de salud mental; la organización de la red de salud mental y coordinación sociosanitaria e intersectorial; las personas y la formación e investigación.

Estas estrategias buscan conseguir 60 objetivos específicos, mediante 148 Acciones y 208 Indicadores. Así, los principales objetivos se incluye la promoción de la salud teniendo en cuenta el género y edad, en especial a las mujeres maltratadas, y a los colectivos vulnerables.

Además, se priorizará la atención a la infancia y adolescencia con centrándose en algunos de los trastornos más frecuentes de este población , como el autismo, el Déficit de Atención e Hiperactividad y los trastornos de conductos alimentarias, así como la de los menores con medidas de protección que residen en centros de acogida y centros terapéuticos.

Respecto a los adultos, se dará una relevancia especial a los enfermos con trastorno mental grave (TMG), se diseñarán programas junto con Atención Primaria para las personas con malestar psíquico y trastornos mentales comunes (TMC) y se prestará un especial tratamiento en los grupos vulnerables como personas en Instituciones penitenciarias, personas de edad avanzada.

Asimismo, Montón ha destacado que otro de los objetivos principales es "eliminar el tabú" del suicidio y "ponerlo en primera línea". Para ello, se está ultimando un plan de prevención del suicidio y manejo de la conducta suicida que estará listo antes de finalizar el año. La Comunitat registra 7,59 suicidios por cada 100.000 habitantes (380 personas perdieron la vida por este motivo en el año 2014 y se registraron 4.214 intentos 2.502 mujeres y 1.712 hombres).

De este modo, ha recalcado: "Se incorpora una visión integral de la atención para luchar contra el estigma y la discriminación, y mejorar la imagen que tiene la sociedad de las personas con trastorno mental". Para ello, se fomentarán los programas de atención domiciliaria; la emancipación de los usuarios, junto con el apoyo a las familias y la lucha contra el estigma.

Montón ha resaltado que tendrán "especial mimo" en que "todo salga bien" y se ha comprometido a evaluar esta estrategia según los criterios de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y se empezará por los departamentos de salud del Peset y Xàtiva-Ontinyent.

REORGANIZACIÓN DE RECURSOS

Así, se quiere reorganizar todos los recursos disponibles ofrecidos por las distintas Administraciones para ofrecer una atención más próxima, la comunitaria y domiciliaria. De este modo, se prevé que en 2010 haya un hospital de día para los pacientes de todos los departamentos de salud, y un hospital de día para tratar los trastornos de personalidad y trastornos de la conducta alimentaria por provincia.

Además, se implantarán programas de continuidad de cuidados domiciliarios por cada departamento y los hospitales de día infantoadolescentes aumentarán de dos a cinco. Además, se procederá a la integración funcional de los centros de media y larga estancia dependientes de la Diputación de Valencia (Bétera) y de la Diputación de Alicante (Doctor Esquerdo).

EL 24,6% DE LOS VALENCIANOS TIENE RIESGO DE MAÑA SALUD MENTAL

Los problemas de salud mental tienen una alta prevalencia ya que, según la OMS, una de cada cuatro personas sufrirá algún tipo de problema de salud mental a lo largo de su vida. En la Comunitat, los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, se calcula que el 24,6% de los valencianos mayores de 15 años presenta un riesgo de mala salud mental y el 4,1% de los niños y el 3,8% de las niñas tiene este riesgo.

Esta proporción es mayor en las mujeres (28,7%) que en los hombres (20,4%) y el riesgo de mala salud mental es superior entre las mujeres de clases sociales más desfavorecidas. Un 36,8% de las mujeres trabajadoras no cualificadas presentan mala salud mental.

Así, el 11,9% de la población valenciana adulta manifiesta haber padecido depresión, ansiedad u otros trastornos mentales en los últimos 12 meses. De nuevo, esta proporción es superior en las mujeres (17,1%) que en los hombres (6,7%) y el 18,7% declara haber consumido ansiolíticos o medicamentos para dormir, más en las mujeres (22,9%) que en los hombres (13,2%). Por otra parte, el 7,1% de la población refiere haber consumido antidepresivos (10,4% en mujeres y 2,8% en hombres).

En relación a las personas con trastorno mental grave, pueden llegar a tener una esperanza de vida 20 años menor que la población general por problemas de acceso a los cuidados, por estilos de vida poco saludables o enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, por lo que la atención a este colectivo es especialmente prioritaria.