Las Provincias

Un niño duerme plácidamente.
Un niño duerme plácidamente. / LV

El 78% de los niños se resiste a volver a acostarse temprano

  • Los niños asturianos son los más obedientes, siendo los más numerosos en tardar menos de 10 minutos en ir a la cama, mientras que los padres madrileños son los que más recurren a « sobornos » para acelerar el momento

Cada año con la vuelta al cole la mayoría de los padres se enfrenta a una misma problemática: conseguir que los peques de la casa vuelvan a sus rutinas y se acuesten temprano. Así, una encuesta realizada por Topnanny.es desvela que sólo el 24% de los niños españoles se va a la cama a la misma hora todos los días entre semana y que el 78% siempre pone alguna excusa para intentar retrasar el momento.

Galicia es la comunidad en la que los niños son más regulares en cuanto a horas de sueño: un 31% se va a la cama siempre a la misma hora, frente al 24% de la media nacional. Por el contrario, en Baleares y Andalucía encontramos a los niños con más desajustes en sus horarios, si los comparamos con el resto de los españoles: son un 13% y un 12%, respectivamente, los que nunca o muy pocas veces se van a la cama a la misma hora, superando en 5 y 4 puntos a la media nacional.

La buena noticia es que, a pesar de todo, el 67% de los padres españoles consigue superar el reto en menos de 20 minutos, mientras que tan solo un 8% se ve obligado a “negociar” durante un mínimo de media hora.

Los niños más obedientes son los asturianos. Un 39% tarda menos de 10 minutos en irse a dormir, siendo un 32% en el resto del país. En Baleares y Cataluña, por el contrario, es donde se encuentra el mayor porcentaje de padres que tardan más de 30 minutos en acostar a sus hijos: el 14% y el 13% respectivamente, frente al 8% de media nacional.

Las excusas por un lado… ¡y los chantajes por el otro!

Solo el 22% de los niños españoles se va a la cama sin rechistar, ya que para la mayoría cualquier excusa es válida para intentar posponer el momento de dormir. Según los datos obtenidos, la excusa más utilizada es el clásico “5 minutos más” (20%). Le siguen de cerca “tengo sed o hambre” (18,5%), “quiero leer un cuento” (18%) o “no han terminado los dibujos" (15%).

En algunos casos, los padres tienen que recurrir a “chantajes” o premios para intentar llegar a un acuerdo. Entre los más recurrentes se encuentran “permitir acostarse más tarde el fin de semana" (21%), “dejar ver dibujos animados al día siguiente" y “llevar al parque" (16%, ambos) y “comprar algún regalo o juguete" (9%). Los padres madrileños son los que más recurren a sobornos: un 19%, frente al 13% de media nacional. Los padres más estrictos son los gallegos, ya que apenas un 8% afirma hacer uso de esta técnica.

¿Los niños españoles duermen lo necesario?

Ante la pregunta de si sus hijos duermen lo suficiente, un 56% de los padres españoles responde de manera positiva, sin dudar. El 35% piensa, sin embargo, que deberían dormir un poco más y solo el 7% cree que no duermen lo suficiente.