Las Provincias

Dos empleados del AVE aseguran desconocer que se hicieran facturas falsas

  • Los dos, como hicieron ayer otros trabajadores de la empresa Sacyr, no han querido responder a las preguntas de los abogados del Estado

Dos empleados de la empresa Construcciones y Hormigones Martínez (CHM), que trabajaron para las obras del tramo del AVE en el que se sospecha que pudo cometerse un fraude que superaría los 17 millones de euros, han dicho hoy al declarar como investigados en el Juzgado de Instrucción de Murcia que tramita el caso que siempre actuaron dentro de la ley.

Estos nuevos investigados son S.J.P., que era jefe de obras de la UTE integrada por Dragados y CHM, que intervino en la reposición de las redes de riego afectadas por el trazado del AVE, y F.J.T., y que solo han contestado a las preguntas del fiscal Anticorrupción y a sus defensas.

Los dos, como hicieron ayer otros trabajadores de la empresa Sacyr, no han querido responder a las preguntas de los abogados del Estado que están personados en las actuaciones en defensa de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

El representante del ministerio fiscal, como lo hizo el Juzgado instructor en un auto fechado en enero pasado, sostiene que CHM cobró por trabajos no realizados, algo que los dos empleados que han prestado declaración hoy han negado.

El citado auto judicial recoge que uno de los principales investigados, Juan Ortín, dueño de la empresa subcontratada para el tramo del AVE comprendido entre Crevillente (Alicante) y Murcia reconoció en su declaración que CHM aportó maquinaria y hormigón para los trabajos por unos importes que calculaba estarían entre 400.000 y 500.000 euros.

Y añadía la resolución judicial que "también manifestó que la diferencia hasta la cantidad total pagada a esta empresa fue facturada por esta en concepto de 'vertedero', correspondiendo a un sobreprecio, dado que no se utilizaba vertedero al quedarse las tierras en las mismas obras para ser reutilizadas allí mismo".

El Juzgado señalaba también en ese resolución de enero pasado que esas operaciones "eran conocidas por F.J.T. y S.J.P.", las dos personas que han declarado hoy y que han negado esa afirmación, según han indicado a Efe fuentes próximas a la investigación.

Por otra parte, en las diligencias judiciales figura el acta de la comparecencia de otro empleado de la misma empresa, que declaró como testigo en enero pasado.

En aquella declaración, los agentes de la Guardia Civil que llevan a cabo las investigaciones le preguntaron que cómo se explicaba que la factura del canon de vertidos, por importe de 321.790 euros, fuera de fecha julio de 2012, cuando los trabajos se habían prolongado hasta varios meses más tarde.

Este testigo contesto entonces que la cubicación del volumen aproximado de tierras a trasladar al vertedero fue aportada de forma verbal por parte de los responsables de la citada UTE, según le había comentado S.J.P., uno de los investigados que han prestado declaración hoy, para añadir que pensaba que se podría haber acordado hacerla de forma anticipada.

Dentro de esta nueva ronda de actuaciones judiciales, mañana prestará declaración como imputado A.D., un gerente de Dragados, mientras que el día 22 lo harán tres trabajadores de otra de las empresas que participaron en las obras de este tramo del AVE.