Las Provincias

Tres escolares ilicitanas, en una imagen de archivo.
Tres escolares ilicitanas, en una imagen de archivo. / M. S.

Los colegios podrán elegir la lengua, pero se priorizará el valenciano

  • Educación acreditará automáticamente su nivel en lenguas a los alumnos que estudien mayoritariamente en valenciano y en inglés

Educación ha presentado esta mañana las líneas generales del nuevo modelo lingüístico en las escuelas, que se aplicará de manera progresiva a partir del próximo curso y empezando por Infantil.

Son varias las novedades. Como adelanta lasprovincias.es, desaparece el sistema dual actual (programas lingüísticos en castellano o en valenciano), por lo que los centros sólo podrán aplicar un modelo, denominado Programa Plurilingüe Dinámico (PPD). Eso sí, existirán 6 modalidades: Básico 1, Básico 2, Intermedio 1, Intermedio 2, Avanzado 1 y Avanzado 2. En función del peso que dén a cada una de las lenguas (incluyendo las extranjeras), se encuadrarán en cada una de las tipologías. Por ejemplo, los actuales programas en castellano se situarán entre el Básico 1 y el Intermedio 1. En cambio, los que se basan en el valenciano se situarán en el Avanzado 1.

¿Cuál es la ventaja? A mayor nivel, los alumnos saldrán de la escuela con una mejor acreditación en lenguas. Y es que Educación establecerá acreditaciones automáticas, evitando que los estudiantes pasen por academias o escuelas oficiales de idiomas. Por ejemplo, los del Avanzado 2, tras el Bachillerato, saldrán un B1 de Inglés y un C1 de Valenciano (mitjà). En cambio, el nivel de acreditación será menor (o no existirá) en las modalidades más bajas. Dicho con otras palabras, los centros dispondrán de mayor valor añadido (mejores acreditaciones) siempre que prioricen el valenciano. No sucederá si se opta por el castellano. Educación argumenta que se ha hecho así por tratarse de la lengua minorizada.

Por otro lado, se mantiene la exención de la asignatura de Valenciano (derecho recogido en la Ley de Uso y Enseñanza) y se va a incluir, dentro del horario lectivo, unas horas semanales para fomentar la comunicación oral en lenguas, sobre todo extranjeras.

Todos los colegios tendrán que adaptar sus programas lingüísticos a alguna de las seis nuevas modalidades. En los públicos se decidirá en el consejo escolar con una mayoría de dos tercios. En los concertados elegirá el titular oído el órgano consultivo. Para los privados el nuevo modelo, plasmado en un decreto a negociar en las próximas semanas, será de aceptación voluntaria.