Las Provincias

ORIHUELA CF

Roto inesperado en Los Arcos

fotogalería

Raúl intenta controlar el balón, en presencia de Antonio y dos jugadores del Elche Ilicitano. / A.A.

  • El Elche Ilicitano se lleva el derbi con un gol en el 85 cuando el Orihuela desplegaba su mejor fútbol

  • Los amarillos son capaces de generar ocasiones de gol, pero acusan su preocupante falta de definición en los metros finales

El Orihuela ya no solo empata en Los Arcos, ahora también pierde. Así lo demostró ayer ante un Elche Ilicitano que rompió el 'hechizo' del campo orcelitano e hizo un buen roto en casa a los amarillos, uno de esos para los que el arreglo empieza a hacerse difícil. El equipo franjiverde no mostró sobre el césped sus aspiraciones a ser uno de los que dispute esta temporada el ascenso a Segunda B, pero supo aprovechar la velocidad de sus delanteros, y puesto que lo que cuenta es la clasificación, sumó los tres puntos con un gol a última hora de Molina ante el que el Orihuela ni pudo ni supo reaccionar.

El encuentro empezó con mucho juego en el centro del campo por parte de los dos equipos, que intentaron crear las jugadas desde atrás, con pases continuos entre las distintas líneas. La tónica fue la igualdad en esos primeros compases del partido, con apenas ocasiones de peligro en las cercanías de las porterías defendidas por José Carlos por parte del Orihuela, a causa de la lesión de Emilio, y David en la del Elche Ilicitano. En la delantera del equipo amarillo, Siro y Antonio se intercambiaron bandas demostrando la polivalencia que siempre ha querido el técnico Miguel Ángel Nicolás, quien mediada la primera parte pedía a sus jugadores que tocaran la pelota, pero que también llegaran a la portería.

El primer disparo con algo de peligro para la meta escorpiona fue el del ilicitano Kyllian en el minuto 8, que se quedó solo delante de José Carlos, mientras que en la otra parte del campo Raúl y Siro eran los que más se acercaron a la portería franjiverde. El juego siguió concentrado en el centro, y por no haber no había ni faltas, hasta que el Orihuela empezó a crear más ocasiones en campo contrario. En el minuto 29 un centro muy ajustado obligó a estirarse a David para evitar que subiera al marcador un primer gol del Orihuela. El Elche Ilicitano intentó aprovechar los escasos contragolpes de los que pudo disfrutar antes de que le robaran el balón, y su capitán, el oriolano Javi Llor, repartió el juego desde la media sin tener apenas una oportunidad cerca de la meta, cuando intentó sorprender a José Carlos aunque la pelota fue directa a las manos del portero.

Con el empate a cero se fueron al vestuario y la segunda parte arrancó con algo más de ritmo. El Orihuela quería sumar por primera vez esta temporada ante su afición y lo demostró. Jugó mejor que el Elche Ilicitano y creó muchas ocasiones. La más clara nada más reanudarse el partido en una jugada entre Kaná y Siro que Antonio no remató y que al rechace Rodri tampoco pudo convertir en gol. Oportunidades tan claras como esa se echarían de menos en los últimos ocho minutos, los que tuvo el Orihuela para buscar un empate que no logró. La puerta de Los Arcos se resistió mucho a los amarillos, que vieron el gol en numerosas ocasiones sin sumarlo. Ni los centros en busca de la cabeza de Antonio, ni los intentos de Raúl, ni los saques de córner lograron culminar con el ansiado tanto, y el tiempo corrió con el marcador a cero y con los dos equipos volcados en las cercanías del área defendida por David. Los ilicitanos no eran capaces de acercarse a la portería del Orihuela, pero todo fue distinto tras los cambios. Lamine fue el primero en salir del campo tras un golpe, y Benqtib sustituyó a Caballero. El último en entrar en las filas del Elche, en el minuto 70, fue Molina, quien cuando apenas llevaba diez segundos en el terreno de juego casi logra adelantar a su equipo. Avisó el delantero y avisaron compañeros como Kyllian y Benqtib, quienes demostraron su frescura con rápidas llegadas por las bandas. En una de ellas, al contragolpe y tras recibir un centro desde la banda derecha Molina consiguió el único gol que subió al marcador de Los Arcos. Quedaban cuatro minutos para el final y el árbitro añadió otros tantos, pero el estado de 'shock' en que quedó el conjunto anfitrión hizo que ni se les notara que iban a perder, porque tampoco se movieron para lograr revertir la situación.