«Obras son amores y no tantas reuniones»

  • El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, ha aludido así a la cumbre económica que celebran esta mañana la Generalitat valenciana y la catalana

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana en funciones, Juan Carlos Moragues, ha valorado hoy el "esfuerzo inversor" y el compromiso "tangible" del Ejecutivo ante el proyecto del Corredor Mediterráneo gracias a sus obras ya acabadas o en marcha y ha añadido: "Obras son amores y no tantas reuniones".

En un comunicado, Moragues ha aludido así a la cumbre económica que celebran esta mañana la Generalitat valenciana y la catalana en Valencia para conformar "un frente común" a favor del Corredor ferroviario Mediterráneo.

"Obras son amores y no tantas reuniones. El Gobierno demuestra su eficacia y compromiso con el corredor a través de obras, inversiones, tangibles. De hecho, el 95 % del tercer carril está tendido y todos los tramos en obras, y se está trabajando por la noche", ha señalado el delegado del Gobierno.

El Corredor Mediterráneo, "eje estratégico para nuestro sector productivo", en palabras de Moragues, tiene en estos momentos todos los tramos en obras y se está trabajando "a pleno rendimiento".

"Para interferir lo menos posible en la circulación de los trenes los trabajos se están realizando por la noche. Son, por tanto, trabajos complicados y estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para que los usuarios se vean lo menos afectados", ha añadido.

Adif ha iniciado hoy las obras de implantación del tercer carril, que permitirá circular en ancho internacional (1.435 milímetros) y en ancho ibérico (1.668), en la estación de la localidad valenciana de Puçol, unas actuaciones "clave" para conectar Castellón a la alta velocidad.

Además, el pasado fin de semana finalizaron las obras de la estación de Sagunto, con la puesta en servicio del nuevo enclavamiento electrónico y la instalación de los últimos desvíos mixtos aptos para ambos anchos.

Según Moragues, el Gobierno ha destinado a esta infraestructura 6.350 millones de euros en el período 2012-2016. Además, en la conexión Castellón-Valencia (un tramo de 74 kilómetros), la inversión asciende a 222 millones.

Se han instalado todas las traviesas de ancho mixto entre Valencia-Joaquín Sorolla y Castellón y tendido el 95 % del tercer carril y cuando se termine la obra, un tren con ancho estándar podrá realizar el trayecto entre Madrid y Castellón en 2 horas y 25 minutos, lo que supondrá un ahorro de tiempo superior a media hora.

Moragues ha recordado también que el Ministerio de Fomento destina a la Comunitat Valenciana en 2016 1.340,1 millones de euros, un 12,43 % más que en 2015.