Las Provincias

«Si el IVF tiene que ejecutar el crédito, que lo haga ya»

El presidente de Coepa y de la potente Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (AEFA), Francisco Gómez, reitera su discurso de que «es necesario un nuevo modelo de patronal, que no dependa exclusivamente de las ayudas y subvenciones públicas para funcionar» y pone como ejemplo de buen funcionamiento la patronal de la vecina Murcia, Croem, en la que el 80% de sus recursos dependen solo de las cuotas que abonan los empresarios y sus asociaciones sectoriales. El grueso de la deuda de Coepa, que se eleva, según el administrador concursal, a 4,1 millones de euros corresponde al crédito que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) concedió para construir el polémico centro de oficios del barrio alicantino de Babel. Un total de 3,2 millones de euros, incluido el capital principal más los intereses naturales y los de demora, que el organismo que aspira a convertirse en banco público de la Generalitat y que dirige Manuel Illueca no está dispuesto a perdonar a cambio de una dación en pago. Por ello, al ser un crédito con garantías hipotecarias, no formará parte del convenio de acreedores que se presentará en breve. Pero Gómez le pide al IVF que «si tiene que ejecutar el préstamo, que lo haga ya».