Las Provincias

Medio Ambiente amplía el dispositivo especial de limpieza y retirada de basura

Baldeo de calle y de un contenedor, en una imagen de archivo. :: j. p. reina
Baldeo de calle y de un contenedor, en una imagen de archivo. :: j. p. reina
  • La doble recogida y traslado de contenedores llegará a más zonas de la ciudad donde se han detectado más problemas en la inspección

La Concejalía de Medio Ambiente ampliará el dispositivo especial de limpieza puesto en marcha el 7 de septiembre y que concluyó el pasado viernes después de que algunas de las medidas emprendidas, como la doble recogida en las zonas con más negocios de hostelería o la retirada de contenedores para evitar incumplimientos de la ordenanza «hayan funcionado», según manifestó el concejal del área, Víctor Domínguez.

De hecho, la Concejalía ampliará esta doble recogida, ahora en el Centro Tradicional y el Casco Antiguo, a otras zonas de la ciudad donde se han detectado importantes acumulaciones de desperdicios en determinadas horas, producto de los negocios de hostelería fundamentalmente, como pueda ser en la calle Bailén, por ejemplo, o la paralela.

Aquí comenzarán a funcionar a partir de este lunes la doble recogida: de 15.30 a 18 horas y a partir de las 20.30 horas, lo que permitirá a los establecimientos poder depositar los restos de los servicios de comedor en el contenedor y que se eliminen inmediatamente. Este horario comenzó en la calle Miguel Soler, donde rebosaba la basura desde primera hora de la tarde, lo que hizo que salieran las ratas que se habían criado en el edificio abandonado donde se apoyaban los contenedores.

Ahora, los operarios de UTE Alicante, la concesionaria del servicio de limpieza, retiran el contenedor cuando concluye la recogida para evitar acumulaciones.

De esta manera, también, «se evita la tentación» de dejar la basura fuera del horario de recogida, infringiendo la ordenanza, resalta el edil de Medio Ambiente. Comenzarán, así, a desaparecer contenedores de las calles de la ciudad, aunque volverán por las noches.

Este dispositivo especial de limpieza también ponía especial celo en la sanción directa por infringir la ordenanza. Los policías dedicados a la vigilancia de esta norma (un dispositivo puesto en marcha, en realidad, hace ya tres años y que ahora no se ha hecho sino reforzar) han abierto no menos de 60 sanciones por el incumplimiento de la ley, según los datos que maneja la Concejalía de Seguridad. Al no haberse aprobado todavía el aumento de sanciones, las multas no irán más allá de los 50 euros. Fundamentalmente se dirigen a empresas, casi todas, y casi ninguna a particulares, según ha conocido este periódico.

Sin embargo, lo que no continuará será el refuerzo de ocho inspectores que la Concejalía de Recursos Humanos ha enviado durante una semana, el doble de lo habitual, y que ya han terminado su labor. El concejal de Medio Ambiente explicó que «ha permitido hacer el diagnóstico más completo de la situación de la recogida de basura en la ciudad», datos que ahora se estudiarán para modificar el servicio «de manera más eficiente». Así, han podido comprobar «cómo determinadas zonas tienen más problemas en determinadas horas, lo que permitirá actuar directamente».

Domínguez también aseguró que la experiencia servirá para «replantear toda la inspección» a la contrata de basuras, poniendo por ejemplo un funcionario a «controlar el absentismo de la UTE» y comprobar que el servicio cuenta con los efectivos mínimos necesarios, casi como si fuera el cuerpo de Bomberos.

Todas estas decisiones se tomarán en las próximas semanas, una vez se estudie la documentación que han aportado los inspectores. Por el momento, de la experiencia ya se han modificado rutas, horarios y hábitos en el servicio de limpieza y recogida de residuos.