Las Provincias

El Gobierno anula la oferta de empleo público que aprobó el pentapartito

  • El alcalde asegura que la decisión supone que no se puedan cubrir puestos de trabajo necesarios para el funcionamiento del Ayuntamiento

El pentapartito no solo ha sufrido un varapalo al no haber visto aprobado el presupuesto que presentó a la consideración del Pleno el pasado viernes y que fue frenado por la suma de votos en contra del Partido Popular y las dos concejalas de Ciudadanos.

El gobierno local tiene encima de la mesa otra papeleta por resolver como es la oferta de empleo público para cubrir diferentes puestos en la administración local ya que el Gobierno central ha rechazado. La convocatoria de puestos de trabajo fue una decisión tomada por acuerdo de la Junta de Gobierno Local celebrada el 20 de noviembre del año pasado y venía a cubrir determinadas plazas que son necesarias «para el buen funcionamiento del Ayuntamiento y los servicios que se prestan a los ciudadanos», recordó el alcalde, José Manuel Dolón. En esta oferta había una relación de 29 puestos laborales para desempeñar diferentes funciones, desde técnicos de la administración, conserjes para los centros escolares en un número de hasta ocho, un puesto de ingeniero monitores de deportes e incluso peones para el cementerio o el mantenimiento de zonas verdes. Asimismo en la relación de puestos, que debían cubrirse en un concurso oposición en un plazo máximo de tres años, constaban dos plazas de agentes de la Policía Local y otros dos de oficiales.

Tras el acuerdo del órgano de gobierno municipal se elevó como es pertinente a la aprobación del Gobierno Central pero este respondió que no era factible darle curso por no cumplir con lo establecido con las medidas de racionalización del gasto para las administraciones públicas por lo que conminó al Ayuntamiento a paralizarla, «por no corresponderse con ninguno de los preceptos recogidos en los Presupuestos Generales del Estado para el 2015», reza la resolución remitida por la Subdelegación del Gobierno en Alicante al Ayuntamiento salinero.

Lo que sí deja claro el documento es que se puede hacer una excepción en lo que concierne a las plazas para cubrir vacantes en el seno de la Policía Local por lo que desde el pentapartito se modificó y se dejó a la aprobación estatal solo esas cuatro plazas.

El alcalde relató que esos puestos de trabajo eran necesarios para cubrir diversas demandas «como los tres monitores de socorrismo que ahora ayudarían mucho en las escuelas deportivas» y precisó que por lo menos se podrá hacer la incorporación de los cuatro agentes «que en realidad son dos puestos porque los otros dos son de promoción interna». El alcalde explicó los problemas que este contratiempo supone para la actividad municipal como el hecho de tener ocho colegios sin conserje «con personas que desempeñan estas funciones sin corresponderle y sin tener la cualificación para ello», varias dependencias como las piscinas con menos socorristas y monitores de los que deben de haber «y los que hay que estén menos tiempo porque no hay dinero para pagar horas extras».

Asimismo esta merma de puestos que no se podrá cubrir afecta al área de Contratación «con un colapso total o el de Patrimonio sin técnico, a los que hay que sumar que hay personal laboral que no tiene un responsable que coordine las tareas». Dolón dijo además que esto es «un reflejo de la política del Partido Popular y sus propias contradicciones pues hablan de crear empleo pero luego resulta imposible a los ayuntamientos sacar adelante puestos de trabajo necesarios para dar servicios a los ciudadanos».